lunes, 31 de enero de 2011

EL SALVADOR: ASAMBLEA LEGISLATIVA, CON CARA Y DIRECCIÓN DE IZQUIERDA DESDE EL 1 DE FEBRERO

Comité FMLN en Suecia

A casi Diecisiete años que en El Salvador el FMLN, irrumpió por primera vez, como fuerza parlamentaria de Izquierda en la Asamblea Legislativa. A la fecha han tenido que recorrer periodos que fueron desde minoría parlamentaria, disidencia en sus filas, hasta ser el mayor grupo parlamentario.

A pesar que desde 1997 los diputados del FMLN eran el mayor grupo parlamentario, primero su propia disidencia y la aritmética de la derecha unida, le escamoteaba el derecho a presidir el parlamento desde la presidencia y de las seis legislaturas en donde el FMLN ha tenido presencia legislativa, solo en cuatro fue posible acceder a la directiva del ente, pero no a su presidencia.

Esto fue así incluso en la instalación del Parlamento en el 2009, a pesar de haber sido nuestro Partido el más votado y el que más diputados y diputadas obtuviera, con una representación de 35 que representan del 41% de todos los legisladores.

ARENA como en otras veces elaboro un convenio en donde a partir del reparto oportunista con otros grupos minoritarios de derecha, cedía el control de la presidencia al pecenista Ciro Cruz Zepeda, procurando de esta forma, obviar el derecho por tradición y justeza a que el partido mayoritario presidiera este ente del Estado.

Pero ha sido la propia debacle y escisión de ARENA, la que le ha impuesto otra realidad parlamentaria en donde los areneros no han estado de acuerdo pero no han podido ejercer ni siquiera veto a esa alternancia y un nuevo convenio entre todos los grupos parlamentarios, acordó dividir el período de la presidencia del parlamento entre el representante del PCN concluyendo el 31 de enero y el del FMLN del 1 de febrero hasta cerrar la legislatura en el 2012.

Definitivamente la legislatura que está en curso ha sido en donde por primera vez ARENA ha ejercido de fuerza opositora, con una fuerte dosis de intransigencia apegada al despropósito de ver fracasar al Gobierno del Cambio.

El tener un representante del FMLN como Presidente del segundo poder del Estado es un hecho histórico de justicia política que viene exactamente en un momento en donde la coherencia y entendimiento con el ejecutivo, se hace imprescindible para legislar en función del proyecto de nuevo país que se ha iniciado; y aunque las realidades parlamentarias son todavía adversas para alcanzar con contundencia ese objetivo, qué duda cabe que desde el ejercicio de la Presidencia del Parlamento salvadoreño el compañero diputado Reyes se esforzara por encontrar los consensos para legislar en la vía, que priorice las soluciones de Estado.

La militancia histórica y capacidad de Sigfrido Reyes, nos congratula a toda los efemelenistas con nuestra Dirección Nacional, al encomendar al compañero la tarea de la Presidencia del Parlamento salvadoreño.

Serán 15 meses en donde el compañero diputado Sigfrido Reyes, de acuerdo a lo que ha manifestado, se interesara por imprimirle al segundo poder de El Estado, un nuevo estilo de trabajo en donde a pesar que el FMLN no tiene mayoría absoluta para legislar, implementara métodos de consenso para desentrampar leyes a las que ARENA y su acólito en la presidencia, no le han dado importancia en el pasado. Además es un compromiso público el convertir la tribuna legislativa, en foro abierto a la ciudadanía en donde los madrugones como la dolarización y las privatizaciones pasen a ser puntos negros de nuestra historia donde legislar a escondidas del pueblo no se vuelva a repetir.

Debe de haber conciencia también, que el solo hecho de tener la presidencia de la Asamblea, no cambia la aritmética del parlamento; pero si abre una nueva etapa en donde en el máximo cargo del Parlamento por primera vez en la historia tiene un representante de la Izquierda; solo ese hecho ya le está dando una connotación diferenciada a todo el parlamento salvadoreño.

Sigfrido Reyes, heredero de sangre y de principios de Farabundo Martí, y continuador del batallar de obras e ideas de Schafik, sabrá ser digno representante no solo del FMLN sino de las grandes mayorías de salvadoreños que están esperanzados, que en el país se legisle con coherencia y presteza para hacer avanzar el proyecto de transformar la sociedad salvadoreña en el camino de la democracia participativa con justicia social. Felicidades Sigfrido, Viva el FMLN!


No hay comentarios:

Publicar un comentario