miércoles, 17 de agosto de 2011

Canto a Baracoa

Por Nuria Barbosa León, periodista de Radio Progreso y Radio Habana Cuba


Baracoa, joven mestiza de 500 años, con rostro de española y caderas de africana, vive entre las montañas y el mar, en la geografía donde convergen las aguas dulces y las saladas.


Su casa se construyó en el punto de unión de las nubes, la cima de la montaña y la línea del mar. Las paredes visten la madera preciosa talada en los bosques vírgenes, el cobre cubre el techo para multiplicar la luz solar y la arcilla negra alfombra el suelo.


Baracoa hospeda a todos aquellos que llegan a su puerta porque la vereda hasta ella sólo es transitable por la ladera de la montaña y retribuye el esfuerzo del recién llegado con una hospitalidad con humildad.


Halaga a sus huéspedes con manjares a base de coco y para garantizar el pronto regreso ofrece bebida de café y cacao.


Baracoa fue colonizada por los españoles, asediada por corsarios y piratas y en ese período se exterminaron sus minerales, talaron sus bosques, redujeron sus ríos a la búsqueda de oro y extinguieron a los indígenas.


Pero hoy Baracoa se despertó rebelde, construyó puentes, escuelas y hospitales entre las montañas, regaló cultura a sus entrañas, repartió luz eléctrica y empleo a sus pobladores.


Baracoa sólo tiene un gran defecto: no sabe ser gobernada y por eso se impone y manda.


A esa eterna joven del alma: ¡salud y vida!



No hay comentarios:

Publicar un comentario