lunes, 19 de septiembre de 2011

Remodelación del Mariel: una obra de la colaboración Cuba-Brasil

Comentario de RHC por María Josefa Arce

El Puerto del Mariel, a 45 kilómetros de La Habana, la capital, está llamado a convertirse en el principal de Cuba, gracias a las obras de modernización que se realizan actualmente con la ayuda de Brasil, país que está interesado en ampliar y consolidar aún más las relaciones económicas bilaterales.

La obra se ejecuta por la Asociación Económica Internacional entre el grupo brasileño Odebrecht y una empresa constructora cubana, y su financiamiento se cubre parcialmente con un crédito otorgado por el gobierno de Brasilia.

La obra como destacara el presidente cubano, Raúl Castro, en una reciente visita tiene una importancia económica extraordinaria no solamente para el desarrollo presente del país sino para el futuro. Y es que una vez concluido el proceso de remodelación mejorará los niveles operacionales del puerto, al aumentarse el calado de los buques que a él podrán acceder.

Igualmente dotará a Cuba de una infraestructura aprovechable durante decenas de años en los más de 400 kilómetros cuadrados que conforman la Zona Especial de Desarrollo que se proyecta en el Mariel.

Como complemento se construye una amplia infraestructura de autopistas y modernas vías ferroviarias que conducen hasta el Mariel, en el municipio del mismo nombre de la provincia de Artemisa.

La remodelación del puerto es uno de los diversos proyectos de cooperación que llevan a cabo el gigante sudamericano y el archipiélago como parte de unas relaciones bilaterales que se han fortalecido en los últimos tiempos.

Los proyectos conjuntos comprenden también la aplicación, en la provincia de Ciego de Avila, de un programa técnico brasileño en la siembra de unas 6.000 hectáreas de soya en la empresa CUBASOY.

Ambas naciones están empeñadas en fortalecer los proyectos de cooperación en biotecnología, nanotecnología, energías renovables y formación de recursos humanos.

Y es que como afirman las autoridades brasileñas su país no sólo contribuye con proyectos específicos en Cuba, sino que también aprendemos mucho con los cubanos en las áreas que tienen una excelencia internacional como la salud y la biotecnología.

Los vínculos entre los dos países recibieron un impulso considerable con la llegada a la presidencia de Luis Inacio Lula Da Silva y la actual primera mandataria Dilma Rouseff ha expresado su propósito de mantener el excelente estado de las relaciones que han llevado a Brasil a convertirse en el segundo socio comercial de la isla en América Latina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario