lunes, 14 de mayo de 2012

AMLO: Peña Nieto no investigaría la deuda de Moreira, porque él lo puso en el tricolor

Elecciones 2012
El priísta podría ser impuesto, y si se da el masoquismo colectivo, qué más hacemos
Promete en Tamaulipas serenar al país con un cambio de régimen que ponga fin a la corrupción
Andrés Manuel López Obrador durante su visita ayer a Huejutla, Hidalgo  Foto Carlos Ramos Mamahua
Claudia Herrera Beltrán
Periódico La Jornada  -  Lunes 14 de mayo de 2012, p. 7
Huejutla, Hgo., 13 de mayo. En el cuello de Andrés Manuel López Obrador no cabe otra corona de flores, son 32 y todavía le obsequian un gallo. Parece que el mitin va a estar animado, pero el candidato tiene que hacer un esfuerzo mayor al de otras ocasiones para lograr más respuesta, y ocurre: se escuchan algunos chiflidos cuando menciona a Enrique Peña Nieto, al que en una escala anterior llamó cínico.
La razón es, quizá, lo que dice Emilia Medina, de 70 años, que viene del pueblo de Santa Rosa, a una hora de Huejutla: a los indígenas que hablan otomí o náhuatl se les dificulta seguir todo el discurso, y eso que el perredista habla pausado.
Ella, vestida con coloridos trajes bordados, es del grupo de ancianas que no falta a los mitines del tabasqueño: recuerda tres aquí con plaza llena.
El candidato presidencial de Movimiento Progresista comienza en Tamaulipas su recorrido por la Huasteca. Al llegar a la casa de campaña del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) observa una pared cubierta de grandes fotografías. Ahí estaba el López Obrador de los tiempos del éxodo por la democracia, del desafuero, el jugador de beisbol o el amigo de Elena Poniatowska.
Luego emplaza, como disco rayado, a Peña Nieto a mostrar los contratos de publicidad con Televisa, y es la primera vez que lo llama cínico en la gira, por negar que la televisora lo proyectó. ¿Quién pagó, o fueron gratis los promocionales en los que aparece la señora Lucerito o en el Vaticano?
Al preguntar sobre la promesa del candidato del tricolor de investigar el desvío del presupuesto en Coahuila, responde: Es un cínico. Lo digo con todo respeto, de manera amorosa. O sea, ¿quién le va creer que va a investigar la deuda de Moreira, si él lo puso en el PRI? Por eso se enojan los jóvenes. ¿O ustedes le creen a Peña Nieto?, cuestiona en torno a las protestas en la Universidad Iberoamericana contra el ex mandatario mexiquense.
El político tabasqueño se deslinda de promover esas manifestaciones, en respuesta a quienes lo señalan: No odio a nadie y no deseo que le vaya mal.
Aunque pronostica su triunfo el primero de julio, reconoce que el priísta podría ser impuesto, y si se da el masoquismo colectivo, qué más hacemos.
En Huejutla, su siguiente parada, se queja incluso de que hay muchos como anestesiados que no despiertan, y hay que darles una sacudida. Argumenta, a quienes le piden que dé más propuestas, que la república amorosa es también decir cosas por su nombre.
Promete poner fin a los privilegios, lo que suscita aplausos, sobre todo cuando dice que en su gobierno no habría vehículos Hummer. Nos pasa en nuestro movimiento, llegan a un cargo y andan bien planchaditos.
En otro tema, luego del hallazgo este domingo de 49 cuerpos mutilados en la carretera libre a Reynosa, promete en Tamaulipas serenar al país pronto con un cambio de régimen que ponga fin a la corrupción.
El abanderado de Movimiento Progresista viajó cerca de tres horas a Poza Rica, donde tuvo el mitin más concurrido, con unos 5 mil asistentes.
Denuncia que en Córdoba, Veracruz, un grupo de maestros le informó que el 15 de mayo habrá reunión con Peña Nieto en Misantla, y a cambio el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) dará puntos. Les aconseja ir, pero no votar por el PRI.
De camino a Puebla hizo tres paradas fuera de programa, una en Xicotepec de Juárez, donde una señora hasta le preguntó si no era su doble.

No hay comentarios:

Publicar un comentario