miércoles, 2 de mayo de 2012

Intenso debate entre candidatos presidenciales franceses

París, 2 may (PLLos candidatos a la presidencia francesa François Hollande y Nicolás Sarkozy discutieron hoy en televisión sus programas sobre economía, sociedad y política exterior, en un largo debate donde predominó el enfrentamiento verbal.

  Durante casi tres horas los aspirantes al Palacio del Elíseo explicaron sus propuestas a la nación e intercambiaron duras críticas en casi todos los temas abordados.

La discusión comenzó por la situación de la economía nacional, donde Hollande, del Partido Socialista (PS), exigió a su rival asumir los resultados de los cinco años de gobierno de la Unión por un Movimiento Popular (UMP).

En particular se refirió al incremento del desempleo, el estancamiento de la producción industrial, el aumento de impuestos al consumo y la caída del poder de compra de las familias francesas.

Frente a esta situación, Hollande reiteró su proyecto de crear más de 150 mil puestos de trabajo para dinamizar la economía y aplicar impuestos a los ingresos superiores al millón de euros anuales.

Sarkozy rechazó su responsabilidad en los números negativos y aseguró que gracias a sus políticas de austeridad impidió que Francia sufriera los peores efectos de la crisis global de la economía, como ocurrió en otros países europeos.

Ambos políticos se enzarzaron en un cruce de cifras sobre comercio exterior, deuda externa, fiscalidad, educación y déficit presupuestario tanto en Francia como en el exterior.

Otro tema debatido fue la alta dependencia de la tecnología nuclear para generar electricidad, donde el presidente actual defendió este esquema energético y fustigó a Hollande por pretender el cierre de una planta que ya cumplió su vida útil.

El candidato socialista recordó su propuesta de reducir al 50 por ciento el uso de reactores atómicos en los próximos 25 años, sustituyéndolos progresivamente por otras fuentes.

También fue causa de polémica el tema de la política migratoria, respecto a la cual el aspirante de la UMP insistió en reducir a la mitad los permisos de residencia y renegociar los acuerdos de Schengen sobre la libre movilidad de las personas.

Por su parte, el aspirante del PS se propone llevar el tema de la migración al Parlamento y someter a un referendo el voto de los extranjeros en las elecciones municipales.

En materia de política exterior Hollande aseguró que la misión de los soldados franceses en Afganistán ya fue cumplida y deben retornar este mismo año al país, un argumento rechazado por Sarkozy quien propone permanecer en la invadida nación centroasiática hasta 2013.

En una encuesta publicada por el diario Le Parisien sobre cuál de los dos candidatos le pareció más convincente, 62,7 por ciento señalaron a Hollande y 37,3 a Sarkozy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario