domingo, 3 de junio de 2012

La vinotinto no le cayó bien

URUGUAY APENAS EMPATO 1-1 CON VENEZUELA Y SE BAJO DE LA CIMA

El equipo de Tabárez no jugó bien, aunque igual se imponía en el Centenario con un tanto de Diego Forlán en la primera parte. Sin embargo, los visitantes igualaron cerca del final con un gol afortunado de Salomón Rondón. Los dos quedaron con ocho puntos.


El capitán Diego Lugano, que se retiró con un desgarro, lucha con Tomás Rincón.

Uruguay dejó escapar dos puntos en el estadio Centenario, en un partido que ya parecía definido. Es que el conjunto de Oscar Tabárez, con una labor apenas opaca, le ganaba 1-0 con un gol de Diego Forlán a Venezuela cuando el partido ya había entrado en su recta final. Sin embargo, la vinotinto encontró el empate con un afortunado cabezazo de Salomón Rondón que se desvió en Diego Godín. De esta manera, los dos equipos se alejaron de la punta, aunque los venezolanos igual se fueron muy contentos.

Por más que Uruguay presentó su equipo ideal, con la formación base que terminó en la cuarta posición en el Mundial de Sudáfrica y que ganó el año pasado la Copa América, su labor estuvo lejos de lo esperado. Si bien asumió el protagonismo del partido, le faltó conexión entre sus líneas, por lo que sus atacantes Forlán –algo más retrasado–, Cavani y Luis Suárez entraron poco en juego. Del otro lado, Venezuela se conformaba con neutralizar a su rival y, por eso, casi ni se preocupaba en buscar inquietar a Muslera.
Con ese desarrollo monótono, el gol uruguayo llegó en un momento inesperado, cuando el trámite no lo hacía suponer. Sin embargo, Alvaro Pereira habilitó bien a Forlán cuando los defensores buscaron dar el pase adelante y el mejor jugador del último Mundial no tuvo problemas en definir ante el achique de Renny Vega. Pese al gol, Uruguay no levantó su producción y siguió con una labor poco convincente. Pudo aumentar con un cabezazo de Diego Lugano que Vega tapó en gran forma, pero su rendimiento mostraba fisuras. Y con la salida de su capitán por un posible desgarro en el gemelo terminó de perder solidez defensiva.

De esa manera, Venezuela se animó un poco y tuvo un premio enorme con un cabezazo de Rondón que se desvió en Godín y dejó sin chances a Muslera. En esos últimos cinco minutos, Uruguay se desesperó y buscó el triunfo de manera desesperada, por lo que los visitantes casi aprovechan para llevarse el triunfo. Igual, se fueron más que conformes, todo lo contrario de lo sucedido con el equipo y el público uruguayo.

Oscar Tabárez, el entrenador celeste, dejó en claro que el problema fue el rendimiento de su equipo y no puso excusas. “Si no conseguimos el objetivo, fue porque no impusimos los medios para someter al rival. No creamos en la medida que planificamos. No se puede decir que fue injusto el resultado, en un partido con muy pocas ocasiones y muy poco juego de parte de los dos equipos”, indicó el ex técnico de Boca.

La contracara resultó César Farías, técnico de los venezolanos, que se mostró orgulloso de sus jugadores. “Mi equipo tiene carácter, tiene tigres y tiene hombres”, indicó el estratega, que valoró de manera especial el punto logrado. “Sabemos lo valioso que es este puntito, que puede ser el que nos lleve al Mundial”, aseguró.



No hay comentarios:

Publicar un comentario