lunes, 20 de agosto de 2012

Mantiene GB rechazo a dar salvoconducto para que Assange deje el país

La Jornada - PL -  20/08/2012 08:08
Por ley, tenemos la obligación de extraditar a Suecia al fundador de Wikileaks: portavoz británico.
Londres. El Reino Unido mantiene hoy su rechazo a conceder un salvoconducto al fundador del portal alternativo Wikileaks, Julian Assange, para que salga del país, con motivo de la concesión de asilo político otorgada por Ecuador.
Bajo nuestras leyes, estamos obligados a extraditarlo a Suecia. Es nuestra intención cumplir esa obligación, confirmó en un comunicado un portavoz del primer ministro británico, David Cameron.
En ese sentido, Downing Street aseguró además que continuará las conversaciones con el Gobierno ecuatoriano para alcanzar una solución diplomática al caso del fundador de WikiLeaks.
Asilado desde el 19 de junio en la embajada ecuatoriana en Londres, tras su arresto en diciembre de 2010 por la policía británica, Assange se opone a su cesión a la nación nórdica por presuntos delitos sexuales, cargos que el periodista australiano rechaza.
Luego de un largo proceso judicial de unos 18 meses que finalizó en mayo pasado, la Corte Suprema británica desestimó los argumentos en contra de la extradición, por lo que después de agotar todas las vías legales, Assange se refugió en la legación diplomática ecuatoriana.
El pasado jueves, ante el rechazo de Londres, Ecuador concedió asilo político a Assange al considerar que su vida corre peligro si se le extradita a Suecia, debido a la amenaza de una posterior deportación a Estados Unidos, país donde no existen garantías de un juicio justo para el fundador de Wikileaks, según considera Quito.
Tras denunciar la escasa ayuda jurídica de su natal Australia, el editor de 41 años teme que su extradición a Suecia finalice en su virtual traspaso a los Estados Unidos, donde podría enfrentar incluso la pena de muerte por revelar información confidencial de ese país.
Wikileaks y su fundador están en el punto de mira de Washington y del Pentágono por la revelación en noviembre de 2010 de unos 25 mil cables del Departamento de Estado, que pusieron en jaque a la diplomacia norteamericana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario