sábado, 8 de diciembre de 2012

La radio de la broma a la enfermera fallecida dice que no ha hecho nada ilegal


Los locutores que hicieron la broma Michael Christian (izda) y Mel Greig. | Efe

ElMundo.es  -  Carlos Fresneda  | Londres

Actualizado sábado 08/12/2012 10:50 horas

Hasta ayer mismo, la emisora Sydnedy 2Day FM exhibía con orgullo en su web los rostros de sus dos presentadores 'estrella', Mel Greig y Michael Christian, como los autores de la "mayor travesura real de la historia". "Pusimos los peores acentos de nuestras vidas al llamar al hospital, pensando que, al menos, otras cien personas lo habían intentado antes", confesó Greig antes de la muerte de la enfermera. "Lo increíble es que lo conseguimos y que el mundo entero está hablando de nosotros".
Mel Greig y Michael Christian han sido retirados indefinidamente de la programación de la emisora tras la muerte de Jacintha Saldanha, la enfermera que les respondió al teléfono en el hospital y les informó sobre el estado de Kate Middleton, creyendo que estaba al habla con la reina Isabel II y con el príncipe Carlos. Todo apunta a un suicidio, posiblemente por la presión recibida tras el incidente que mereció grandes titulares por la prensa británica. Saldanha estaba casada y tenía dos hijos.
La radio canceló también ayer las cuentas de twitter de los locutores, ante la lluvia de mensajes de odio y acusaciones de todos los colores: "Tenéis las manos manchadas de sangre".
A través de un comunicado oficial, los dos locutores –famosos por sus excesos verbales con los oyentes y sus bromas de mal gusto-dijeron que estaban "tristes y conmocionados" por el fatal desenlace de la enfermera, presuntamente suicida. Según la emisora, los locutores están recibiendo "asesoramiento psicológico" para superar el trauma.

'No son máquinas, son humanos

"Todos estamos profundamente afectados", reconoció Rhys Holleran, director de Austereo networl y propietario de la emisora. "Ha sido profundamente trágico e increíblemente triste. Pero estamos convencidos de que no hicimos nada ilegal".
Holleran agregó que cooperará con las autoridades en cualquier investigación y sostuvo que era demasiado pronto para sacar conclusiones de los hechos.
El dueño de la emisora también defendió la labor de sus locutores, que están destrozados: "Esta gente no son máquinas, son humanos. Lo que ha pasado es increíblemente trágico y estamos profundamente tristes y afectados por ello".
"Este es un evento trágico que no se podía prever. Nuestra principal preocupación en este momento es para la familia de la enfermera Saldanha", ha manifestado Holleran a los periodistas.
La emisora Sydney´s 2Day FM tenía una larga trayectoria de abusos y funcionaba con una licencia temporal. En el 2009 fue multada por un programa en el que se hizo pasar por un detector de mentiras a una chica de 14 años, preguntada por detalles escabrosos sobre su vida sexual delante de su madre. Cuando la niña dijo que había sido violada con 12 años, los presentadores del programa (Kyle y Jakie-O) siguieron como si nada con su interrogatorio: "Muy bien, ¿y ésa ha sido tu única experiencia?".
Un portavoz del primer ministro australiano Julia Gillard describió la muerte como una "tragedia terrible". El ministro de Comunicaciones del país, Stephen Conroy, afirmó que el organismo regulador independiente, la Australian Communications and Media autoridad (ACMA), ha recibido quejas sobre la difusión de la polémica broma.
El presidente del organismo, Chris Chapman, aseveró que el regulador mantendrá conversaciones con la cadena de radio sobre los hechos en torno a la llamada de broma, que ha tenido un trágico final.
Los anunciantes también han reaccionado y están comenzando a retirar sus anuncios de la emisora de radio australiana. La cadena de supermercados Cole y la compañía telefónica Telstra han quitado su publicidad.
"Los australianos están realmente enfadados por las trágicas consecuencias de la broma de la emisora 2Day FM", ha asegurado la cadena Cole a través de su cuenta en Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario