martes, 15 de enero de 2013

Soldados israelíes matan a un joven palestino de 17 años en Cisjordania


El cadáver del joven palestino yace en un hospital de Ramala. | Efe

El Mundo.es - Sal Emergui | Ramala

Actualizado martes 15/01/2013 20:29 horas

El aumento de disturbios, el peligroso estancamiento del diálogo entre los dirigentes, la crisis económica, la frustración, el auge del grupo islamista Hamas y el deterioro en la cooperación entre las fuerzas de seguridad de la ANP (Autoridad Nacional Palestina) e Israel colocan a Cisjordania cada vez más cerca de una explosión de violencia.
Aún no tiene forma de Tercera Intifada pero, como advirtió hace unos días el presidente de Israel, Simon Peres, todo puede cambiar en un segundo y con un solo incidente.
Esta mañana, un nuevo escalón hacia ese escenario tras la muerte de un menor palestino de 17 años en Budrus, localidad situada cerca de Ramala. Samir Awad murió por los disparos de soldados israelíes que mantenían un enfrentamiento con manifestantes de Budrus contra el muro. Fuentes palestinas citadas por los medios locales destacan que los residentes se enfrentaron a los militares en su entrada a Budrus.
Fuentes militares, por su parte, explican: "Esta mañana se ha producido un intento de infiltrarse en territorio israelí y un daño a la verja de seguridad cerca de Budrus. Soldados fueron enviados para evitarlo y tras avisar que se alejara, dispararon al aire. Al no recibir respuesta, dispararon contra su parte inferior".
En la primera investigación militar, el soldado que disparó al palestino explicó a sus oficiales que ante el lanzamiento masivo de piedras sintió riesgo por su vida.
Según la web israelí Ynet, "en las últimas semanas el ejército ha aclarado más al detalle las directrices de abrir fuego por temor a que provoque un aumento de violencia en Cisjordania".
Ayad Muara, habitante de Budrus dijo a este medio que "los jóvenes salieron del colegio y se acercaron a la valla de separación pero no vieron a los soldados ni lanzaron piedras". Otra fuente palestina indicó que sí hubo lanzamiento de piedras y que Awad recibió dos balas en su pecho y otras dos en sus piernas.
En Budrus, destacan que el joven iba desarmado mientras desde los Comités de Resistencia Popular, órgano que moviliza las protestas palestinas, denuncian: "Últimamente los soldados disparan con mayor rapidez contra todo lo que se acerca a la verja en Cisjordania. Ninguna supuesta provocación o lanzamiento de piedras lo justifica. Tenemos todo el derecho a protestar y rebelarnos".
El sábado por la noche, los soldados abatieron a un joven palestino, de 21 años, que pretendía entrar ilegalmente a Israel desde la zona de Hebrón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario