viernes, 22 de marzo de 2013

Continúan las declaraciones de testigos en juicio a Ríos Montt


El ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt escucha en la Suprema Corte de Justicia los testimonios de indígenas de la etnia maya Ixil sobre las matanzas perpetradas durante su régimen Foto Reuters
De la Redacción - Periódico La Jornada  -  22 de marzo de 2013, p. 41
Guatemala, 21 de marzo. Al menos 12 testigos declararon este jueves en el tercer día del juicio contra el ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt y su ex jefe de inteligencia militar, José Mauricio Rodríguez, por los crímenes de genocidio y lesa humanidad, informaron medios locales.
Una de las personas que testificaron fue Jacinta Rivera Brito, de 84 años, quien relató que su esposo Miguel Terraza Raymundo fue muerto a manos del ejército el 22 de febrero de 1983, de un disparo en el ojo izquierdo, mientras su hija, quien en esa fecha era una bebé, resultó herida de bala.
A consecuencia de la represión a la que fue sometida la etnia maya Ixil, Terraza Raymundo solía refugiarse en las montañas junto a miles de pobladores para resguardar su vida.
Cuando se le preguntó a la testigo Rivera Brito si conocía a los acusados en este juicio, respondió: Ríos Montt es el alzado y era el que estaba en el gobierno, reportó el diario Prensa Libre en su edición en Internet.
Otra testigo, Juana, relató la forma en que los soldados dieron muerte a su esposo, tras lo cual huyó con sus ocho hijos a la montaña para poner a su familia a salvo del ejército.
A su vez, Jacinto Brito señaló que los soldados, que llegaban de todos lados, dieron muerte a su padre, al que ataron de pies y manos y los arrastraron. De plano, el gobierno los mandó a hacer esto, dijo.
Los testigos, que fueron ayudados por traductores de la lengua ixil, son originarios de esta área étnica maya, en el norte del departamento de Quiché donde, de acuerdo con el ministerio público, durante el mandato de facto de Ríos Montt, entre 1982 y 1983, ocurrieron al menos 15 matanzas con mil 771 víctimas de la población civil.
El ministerio público tratará de demostrar que sí hubo genocidio en el área maya de Ixil pues tanto el ex presidente de facto como Rodríguez Sánchez sabían del plan de exterminio, por lo que se les considera a los dos autores intelectuales de las matanzas.
Se prevé que la presentación de testigos dure al menos 12 días, en tanto que los peritos propuestos por los ex militares serán presentados entre el 9 y el 10 de abril.

No hay comentarios:

Publicar un comentario