miércoles, 10 de abril de 2013

En Guatemala, el Ejército aplicó tierra arrasada

Foto Édgar E. Sacayón/s21
Carlos Mejía - cmejia@siglo21.com.gt

En entrevista con Siglo.21, la doctora en Antropología Beatriz Manz afirma que durante el conflicto armado el Ejército aplicó Tierra Arrasada contra la población indígena.

A juicio de esta antropóloga chilena, “en Guatemala se vivió una guerra caliente”, ya que, según relata, fue testigo de la quema y destrucción de unas 400 aldeas en el país.

“Para los años 1982 y 1983 este conflicto no tenía nombre”, asegura. Manz señala que, aunque no estaba en sus planes visitar Guatemala, decidió regresar y participar en el juicio contra el general retirado José Efraín Ríos Montt. 

¿Cuál es su visión del país de cuando usted llegó por primera vez en 1973?

Entonces, el Estado abuso y atropelló las leyes. Muchos campesinos fueron tratados de una forma indiscriminada. Creo que ni a un animal se le trata de esa forma. La mayoría perdió sus cosechas, su tierra, y sobre todo su dignidad y sufrió la desaparición de su etnia. 

¿Por qué al hablar de los desplazados, su voz se quiebra?

Porque fue impresionante ver esas escenas de miles de desplazados. En más de 150 campamentos había unos 46 mil refugiados y otros 100 mil deambulaban fuera de estos.

Yo vi la destrucción. Había lugares, en tierra fría, donde todo estaba quemado. Parecía que ni un insecto estaba vivo. Era desolación total, un impacto tremendo.

Mientras en Boston, EE. UU., de donde yo llegué, los estudiantes corrían para tener un buen estado físico, en Guatemala la gente corría para salvar su vida. 

¿Cómo fue su primer contacto con esta realidad?

En 1982, en los campamentos de refugiados de la selva lacandona había represión selectiva. Sin embargo, el Ejército avanzó y arrasó con lo que estaba a su paso.

Yo fui perseguida, amenazada y señalada de ser la cabeza de la guerrilla en ese momento. La gente vivía en un refugio de esclavos, sin luz, agua ni comida y en condiciones atroces. 

¿Después de 30 años, cómo se puede calificar lo ocurrido?

Aunque le compete al sistema legal, pienso que existió desprecio y violaciones al máximo contra las comunidades indígenas, al grado que México movilizó a refugiados a Campeche y Quintana Roo. 

A su juicio, ¿los soldados actuaron de forma individual o por órdenes superiores?

No me parecía que su actuar fuera espontáneo. El Ejercito es disciplinado y no puedo imaginar que a un grupo de soldados se les ocurriera hacer cosa contraria a una orden de sus superiores. En el Ejército no hay democracia, simplemente órdenes que hay que cumplir. 

¿Cómo ve la labor de los querellantes y el Ministerio Público en el caso contra Ríos Mott y Mauricio López Sánchez?

Me siento un poco frustrada porque mi testimonio no fue más largo. Me extrañó que no me preguntaran por mi profesión. Por eso dije a la defensa: ‘no vengo como turista’. Tengo mucho que decir. El tiempo no hubiera alcanzado. Lástima que no me dejaron usar la presentación que traía preparada. Pero espero que se logre hacer justicia para esas víctimas.

Así lo dijo

Noticias Sigloxxi Guatemala
  • “Creo que no se ha proporcionado tierra a los desplazados ni se les ha brindado la asistencia necesaria”.
Recuadros

Noticias Sigloxxi Guatemala

Perito asegura que Ríos Montt solo era la imagen del Ejército

El Tribunal Primero A de Mayor Riesgo escuchó ayer al coronel retirado Carlos Méndez, perito propuesto por la defensa de José Efraín Ríos Montt. Según él, debido a “reformas constitucionales, el Presidente no era el encargado de las operaciones tácticas”.

Explicó que en el tiempo en que Ríos Montt ejerció la jefatura de Estado, no tenía el control de las operaciones militares realizadas en el área Ixil, ya que solo era la figura de las fuerzas castrenses y únicamente tenía como función la decisión de ascensos de oficiales militares y el otorgamiento de pensiones, entre otras.

Orlando López, fiscal del Ministerio Público, señaló que buscarán dejar fuera el testimonio rendido por Méndez, debido a que “desconoce del tema”. Además, porque se encontraba dentro de la Sala de Vistas de la Corte Suprema de Justicia, antes de ratificar su informe.

Zury Ríos, hija del general Ríos Montt, afirmó que el debate contra su padre “está bañado de ilegalidades” que han dejado en entredicho las narraciones emitidas por los forenses.

Hoy se espera que rindan su testimonio, en calidad de peritos, Manuel Conde Orellana y el general retirado José Luis Quilo Ayuso. Este último hablará sobre la cadena de mando dentro del Ejército de Guatemala.

A la fecha han testificado 100 sobrevivientes del Triángulo Ixil, quienes han señalado a Ríos Montt como el responsable de las masacres. También rindieron su informe peritos de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG).


«SMT
10 de abril de 2013
RRR / cgs
editor

No hay comentarios:

Publicar un comentario