jueves, 16 de mayo de 2013

Céspedes, Bayamo y la Patria

Andrés Gómez *

Miami, 16 de mayo de 2013.-  La vida, ejemplo patriótico y legado histórico de Carlos Manuel de Céspedes, iniciador de las luchas del pueblo cubano por su independencia, nuevamente emplazó a cubanas y cubanos de buena voluntad, sostenedores de sus propósitos e ideales, a reunirse en la ciudad de Bayamo,  para conmemorar el aniversario 194 de su nacimiento en la V Jornada Cespediana.

Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, primer presidente de la República de Cuba, nació en esa ilustre ciudad el 18 de abril de 1819. Proclamó el 10 de octubre de 1868, junto a otros insignes patriotas orientales, la independencia de Cuba de España en su ingenio Demajagüa localizado en tierras de Manzanillo. Una vez liberada por las tropas independentistas en octubre de 1868 Bayamo se convirtió en la primera capital de Cuba Libre, y Céspedes fue encargado de dirigir el gobierno provisional hasta que la República de Cuba fue constituida en Guáimaro el 11 de abril de 1869 y Céspedes fuera electo entonces su primer presidente.

La V Jornada Cespediana se celebró durante los días 12, 13 y 14 del pasado mes de abril y fue convocada por la Delegación de Bayamo del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) y el Museo Casa Natal de Carlos Manuel de Céspedes. Contó también con el apoyo de otras importantes instituciones culturales y académicas bayamesas y del resto de la provincia Granma.

Su programa, comenzado al mediodía del viernes 12 de abril, en la Plaza de la Revolución bayamesa, con la colocación de sendas ofrendas florales ante las estatuas de Céspedes y de ese otro preclaro bayamés el Mayor General del Ejército Libertador, Pedro –Perucho—Figueredo.

El programa, el cual contó  con la valiosa participación de Aleida Godínez y Alicia Zamora, ex agentes de la seguridad cubana, infiltradas por años en las organizaciones contrarrevolucionarias existentes en la Isla, incluyó durante esos tres días, conferencias y actos relacionados a la proyección nacional e internacional de Céspedes y de su legado histórico, las campañas por la libertad de los Cinco, y las actuales campañas mediáticas en contra de Cuba.

Tuve el honor de ser invitado a participar en esta significante celebración patriótica en la cual se me encargó dictar la Conferencia Magistral titulada “Latinoamérica en defensa de la Patria; el papel de Cuba; el papel de los cubanos”. Ahondé sobre el significado de lo que ha sido la patria, a través de las distintas etapas de la historia de Cuba, así como de la historia de los pueblos de Nuestra América.

Señalé, que la primera de nuestras guerras por la independencia, la Guerra Grande, la de los Diez Años, la iniciada por Céspedes, fue precisamente la que revolucionó las relaciones entre los diferentes estamentos o clases y principalmente entre las razas en nuestro país, lo cual permitió la continuación y profundización del proceso libertario cubano a pesar de la claudicación de los elementos independentistas más conservadores en el Pacto del Zanjón, que dio fin a la Guerra de los Diez Años. 

Manifesté que en la medida que más sectores de la sociedad, como en el caso nuestro, la cubana, han participado directamente en los procesos libertarios de nuestros pueblos, más se han afianzado los objetivos más justos de los mismos, y más posible han sido sus victorias, unidos, sobre los opresores, perennes enemigos de la justicia y la soberanía de nuestros pueblos. Proceso, que en nuestro caso, culminó con el triunfo revolucionario de Enero de 1959 y su continuación y profundización por más de medio siglo.

Es también significante mi invitación y participación, como emigrado cubano que soy, en un evento patriótico como éste que, además, tuvo lugar en Bayamo, cuna de nuestra nacionalidad,  ciudad rebelde por antonomasia por ser la primera en ser libre y la primera en inmolarse por la Revolución.

Con mi invitación y participación en la V Jornada Cespediana no sólo se reconocen las contribuciones en defensa del pueblo cubano, a su aguerrida historia, valores revolucionarios, y a su derecho inalienable a vivir y a desarrollarse en paz que por décadas han hecho los sectores más conscientes de la emigración cubana en Estados Unidos y más recientemente en muchos otros países en varios continentes, sino que de manera creciente se reconoce a esos sectores más conscientes de la emigración cubana como parte integral de la nación --- la patria--- cubana.

* Director de Areítodigital

No hay comentarios:

Publicar un comentario