lunes, 17 de junio de 2013

Preocupación por insultos a Dilma

   SAO PAULO,17 (ANSA) - Miembros y aliados del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff dejaron trascender su preocupación por los abucheos que recibió el sábado pasado en la apertura de la Copa de las Confederaciones paralelas a la baja de su popularidad.

    Fuentes próximas al gobierno comentaron que se analiza la presencia de Rousseff en el partido final de la Copa de las Confederaciones luego de la sostenida silbatina que recibió de parte de los más de 70.000 aficionados que asistieron al juego inaugural el sábado pasado en el Estadio Nacional Mané Garrincha de Brasilia.

    Según esos voceros informales Rousseff corre el riesgo de exponerse a una nueva silbatina el 30 de junio en la ceremonia de cierre de Copa que tendrá lugar en el Maracaná de Rio de Janeiro, en las inmediaciones del cual hubo protestas el domingo, publicó hoy el diario Estado de Sao Paulo.

    Pero mientras de forma reservada algunos funcionarios admiten cierta preocupación ante un nuevo abucheo, en declaraciones públicas los dirigentes del Partido de los Trabajadores, oficialista, expresan tranquilidad.

    José Guimaraes, jefe del bloque petista en la Cámara de Diputados, restó importancia a la actitud de los asistentes al partido del sábado en Brasilia, porque el "hincha brasileño tiene ese estilo irreverente" ante las autoridades, y "cualquier político que fuera a un estadio sería recibido de la misma manera" que Rousseff.

    En tanto el columnista Fernando Rodrigues, del diario Folha de Sao Paulo y otros medios, dijo hoy que la silbatina del sábado "coincide con el peor momento del gobierno de Dilma", quien sufrió la pérdida de 8 puntos de popularidad entre marzo y junio pasados, según la encuestadora Datafolha.

(ANSA). DCP/ACZ 
17/06/2013 17:14 


No hay comentarios:

Publicar un comentario