lunes, 26 de agosto de 2013

Acusan a primer ministro británico de atacar libertad de prensa

Londres, 26 agosto (PL) La Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA) acusó al primer ministro británico, David Cameron, de atacar la libertad de prensa al tratar de impedir la publicación de información sensible en The Guardian, reporta hoy la prensa.

Las acciones del gobierno del Reino Unido para destruir los archivos secretos sobre espionaje masivo en manos del diario capitalino, son un acto de intimidación que afecta la libertad de prensa, aseguró la organización en una carta dirigida al mandatario.

El editor de la publicación, Alan Rusbridger, denunció la semana pasada que en varias ocasiones recibió instrucciones por parte de funcionarios de destruir o entregar documentos secretos filtrados por el exanalista de la seguridad estadounidense Edward Snowden.

Ante la negativa del periódico a obedecer, agentes británicos se encargaron de destruir los archivos, una información confirmada más tarde por un portavoz de Cameron con el pretexto de que los datos constituyen una amenaza para la seguridad nacional y podrían servir a grupos terroristas.

Los documentos facilitados por Snowden contienen evidencias acerca de un programa de Washington para espiar a millones de personas mediante las comunicaciones telefónicas y de Internet, actividad en la cual colabora con la inteligencia británica y la de otros países europeos.

Sobre el asunto, la WAN-IFRA consideró que la actitud del Primer Ministro fue deplorable, y manifestó su extrema preocupación por la injustificada intervención en el trabajo de los medios de comunicación.

La organización también consideró indignante el hecho de que se relacionara la labor periodística con el terrorismo.

Por su parte, periodistas y editores de varios diarios europeos también se dirigieron a Cameron para expresar su preocupación ante los hechos, considerados en extremo inquietantes de cara a la libertad de expresión y de prensa.

También mediante una carta, condenaron la detención por nueve horas de David Miranda, compañero del periodista de The Guardian Glenn Greenwald, quien reveló las informaciones de Snowden, a quien además le incautaron todos los dispositivos electrónicos.

"Estamos sorprendidos por los recientes actos de su gobierno contra nuestros colegas de The Guardian y profundamente preocupados de que un país como el Reino Unido, defensor de la democracia y el libre debate, utilice la ley antiterrorista para legitimar actos que son acoso tanto al periódico como a sus trabajadores", manifestaron.

mgt/lmg

No hay comentarios:

Publicar un comentario