lunes, 26 de agosto de 2013

EEUU sabía que Saddam usaba gas sarín

WASHINGTON, 26 (ANSA) - A finales de los años 80, Estados Unidos sabía perfectamente que las fuerzas del dictador iraquí Saddam Hussein estaban haciendo un uso masivo de armas químicas en su guerra contra Irán, pero no hizo nada, reveló en un servicio exclusivo la prestigiosa revista Foreign Policy.

    Citando documentos "top secret" de la CIA recientemente desclasificados, así como las declaraciones de un coronel estadounidense que en aquella época era agregado militar en la embajada en Bagdad, a principios de 1988 el Pentágono supo a través de imágenes de satélite que Irán estaba a punto de obtener una significativa victoria aprovechando un "agujero" en la defensa iraquí cerca de la ciudad de Bassora, en el sur del país.

    Los servicios de inteligencia estadounidenses pasaron a Bagdad informaciones detalladas sobre la localización de las fuerzas iraníes, concientes de que las fuerzas de Saddam las habrían atacado con armas químicas, escribió la revista.

    Foreign Policy indicó que los iraquíes usaron gas sarín en cuatro importantes ofensivas en 1988, según revelaron imágenes de satélites estadounidenses, mapas y otras informaciones de los servicios de inteligencia.

    Fueron ataques que contribuyeron a cambiar el destino de la guerra, iniciada en 1980, que se cobró más de un millón de vidas en favor de Irak y llevó a Irán a la mesa de negociaciones.

    A finales de 1987, analistas de inteligencia militar escribieron en un informe que la ofensiva que Irán se disponía a lanzar era la más vasta desde el inicio de la guerra y tenía buenas posibilidades de llevar a la conquista iraní de Bassora. Si la ciudad hubiese caído en manos iraníes, advertía el informe, Irak habría perdido probablemente la guerra.

    Según el agregado militar en Bagdad, el coronel Rick Francona, el presidente Ronald Reagan leyó el informe y escribió una nota para el secretario de Defensa, Frank Carlucci, afirmando que una victoria iraní era "inaceptable".

    Estados Unidos tenía pruebas del uso de gases letales por parte de Irak desde 1983. Los dirigentes de la CIA -entre los cuales el mismo director William Casey- habían sido informados de los lugares en Irak donde se ensamblaban las armas químicas.

    Sabían que los iraquíes estaban tratando desesperadamente de producir grandes cantidades de gas para satisfacer los pedidos de los militares en primera línea y que Irak estaba por comprar maquinaria en Italia para acelerar la producción de proyectiles de artillería cargados con agentes químicos, escribió la revista.

    Y sobre todo sabían que Irak probablemente habría usado el gas contra las fuerzas iraníes y quizás también contra los civiles.

    Ya en 1984, la CIA escribió que Irak había empezado "a usar gas nervino en el frente de Bassora". Oficialmente, los iraquíes "no nos han dicho nunca que habrían usado armas químicas. No tenían que decírnoslo, ya lo sabíamos", afirmó Francona.

    Los documentos desclasificados ahora lo prueban y equivalen, según Foreign Policy, "a una admisión de complicidad en algunos de los más atroces ataques llevados a cabo con armas químicas".

(ANSA) (ANSA). Y8K/MRZ 
26/08/2013 19:50 


No hay comentarios:

Publicar un comentario