lunes, 28 de octubre de 2013

CRÓNICA DE UNA DERROTA ANUNCIADA

Por Pedro Martínez Pírez

Si el año anterior la aplastante derrota en la ONU para la diplomacia yanqui ocurrió el martes 13 de noviembre, cuando 188 países de todos los continentes votaron contra el criminal bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, este martes 29 de octubre de 2013  la Asamblea General de Naciones Unidas volverá a registrar el aislamiento y la soledad crecientes de un imperio en plena decadencia ética, moral y política.

Para muchas personas en el mundo resulta increíble que una poderosa nación mantenga durante más de medio siglo un  bloqueo arbitrario y criminal contra un pequeño pais vecino, y desconozca al mismo tiempo el rechazo prácticamente unánime de la comunidad internacional a esa ilegal política, que viola los principios de la Carta de ONU, en votaciones que se realizan desde 1992 en el propio territorio de los Estados Unidos.

De año en año son más pobres y menos creíbles los argumentos yanquis para tratar de justificar el bloqueo que afecta no solamente al pueblo cubano, sino a todos los países del mundo, y también al pueblo de los Estados Unidos, al que se le prohibe viajar libremente a Cuba, algo realmente insólito en estos tiempos.

El sólido informe presentado por Cuba este año, que habla de un millón de millones de dólares en pérdidas materiales a causa del bloqueo, y las decenas de intervenciones contundentes que en días recientes se han dejado oir en la Asamblea General, constituyen precedentes que anticipan el resultado de la votación de este martes, frente a los endebles e hipócritas argumentos de Estados Unidos ante la comunidad internacional.

Y Washington llega a esta nueva confrontación en Naciones Unidas sentado en el banquillo de los acusados, cuando muchos de sus propios aliados le acusan también de violar la privacidad de sus ciudadanos y dirigentes en lo que representa la más universal prueba del irrespeto de Estados Unidos al derecho internacional mediante el espionaje electrónico masivo.

Se trata de una ilegalidad muy parecida a las leyes aprobadas por el Congreso de los Estados Unidos que otorgaron alcance extraterritorial a las ordenanzas económicas, comerciales y financieras contenidas en el ilegal bloqueo contra Cuba, que ha sido calificado  como la mayor violación de los derechos humanos cometida contra pueblo alguno en el último siglo.

Lástima que la gran prensa de los Estados Unidos no informe como es debido al pueblo norteamericano lo que viene ocurriendo desde hace más de veinte años en la sede de la ONU, un edificio construido en Nueva York por el gran arquitecto brasileño Oscar Niemayer, quien fue hasta su muerte un gran amigo del pueblo cubano y condenó siempre, por genocida, el bloqueo imperialista contra Cuba.

(Para ALER - CONTACTO SUR fue un reporte de Pedro Martínez Pírez desde Radio Habana Cuba)

No hay comentarios:

Publicar un comentario