sábado, 19 de octubre de 2013

Saca y Flores habrían obtenido $122 millones en réditos por préstamos internacionales y eurobonos

Salvador Arias, economista y asesor en asuntos financieros y económicos del partido FMLN en la Asamblea Legislativa. Foto Diario Co Latino

Elder Gómez
Redacción Diario Co Latino
Sábado, 19 de Octubre de 2013 / 11:04 h

Los ex presidentes Elías Antonio Saca y Francisco Flores habrían obtenido réditos por $122 millones durante sus administraciones en la negociación de préstamos internacionales y la colocación de bonos en mercados bursátiles europeos, aseguró un economista local.

“En los préstamos que ellos (Saca y Flores) hicieron en sus administraciones, hay indicios de que solo (con) haber hecho el negocio de contratar préstamos y las operaciones de los bonos que colocaron y los eurobonos, ellos y sus equipos se quedaron con $122 millones”, afirmó el analista económico, Salvador Arias.

Arias, asesor económico del izquierdista FMLN en el congreso, explicó que ambos ex mandatarios “daban bonos, los colocaban abajo del 100 por ciento y aquí los vendían más arriba. Ese dinero fue lavado”, aseguró.

Según Arias, las supuestas transacciones que habrían realizado ambos gobernantes en sus administraciones en la contratación de los préstamos y la colocación de los bonos en el mercado bursátil internacional, “fue ilícita, donde el Estado tuvo que pagar $122 millones”.

Los dos mandatarios “hicieron una operación amañada (y) eso debería investigar la Fiscalía”, recomendó el economista, quien recordó que en uno de los préstamos otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a El Salvador, para atender un problema de crisis social, el Estado habría pagado al organismo financiero internacional “14 por ciento de interés (y) eso es ilícito”. “El caso de Flores es un caso emblemático que se debe investigar, así como el de Saca, y si usted mira para atrás, con (Armando) Calderón Sol y (Alfredo) Cristiani, igual”, sostuvo el investigador económico, quien dijo que El Salvador “es el único país donde la corrupción es impune”.

Flores ha sido vinculado en los últimos meses en un escándalo por haber supuestamente permitido en su administración, la firma de un contrato entre la estatal Comisión Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) y la empresa italiana ENEL, que controla el 51 por ciento de las acciones para explotar el recurso geotérmico nacional.

Para Arias, en la rúbrica del contrato entre la CEL y la ENEL “hay indicios suficientes, por todo lo que se ha investigado ahora, que en esa transacción tuvo que haber dinero detrás”. “Estamos hablando de miles de millones de dólares, eso es lavado también. Todo lo que usted consigue ilícitamente, es lavado cuando lo deposita”, aseguró el especialista económico, quien insistió en que la Fiscalía “tiene allí para abrir una serie de investigaciones en el caso Flores, y allí está Saca también”. De hecho, una investigación legislativa, en poder de la Fiscalía y la Corte de Cuentas, habría revelado un supuesto enriquecimiento ilícito por parte del ex mandatario y otros funcionarios de su gobierno (1999-2004), que habrían creado empresas fantasmas para favorecer a la compañía europea.

De manera reciente, el vicepresidente del congreso, Guillermo Gallegos, reveló que Flores sería el ex presidente salvadoreño investigado por autoridades estadounidenses por supuestamente haber lavado en ese país $ 10 millones, versión que no ha sido confirmada de manera oficial. Al ex presidente Saca, su ex partido político ARENA lo acusó de manera pública, en 2009, de haberse apropiado de al menos $219 millones de la partida secreta del Estado, mientras otros ex funcionarios de su gobierno (2004-2009) han desfilado por los tribunales capitalinos acusados del presunto delito de peculado (robo de dinero al Estado).

Además, la embajada de Estados Unidos en El Salvador habría “desconfiado” de la probidad del ex gobernante, según cables de Wikileaks divulgados por un periódico digital salvadoreño.


Para Arias, las leyes en El Salvador “han sido hechas para el ilícito, es grave la situación”, como las diseñadas para la privatización de la banca local durante la administración del ex presidente Cristiani (1989-1994). 

“Antes de privatizar (la banca, Cristiani) le pasó toda la cartera morosa de los bancos al Banco Central de Reserva, al Estado… Y qué hicieron? Una ley amañada. Esta es una de las leyes que permiten el ilícito. Cristiani resultó ser el dueño del Banco Cuscatlán y después le dieron $1,500 millones por la venta de ese banco”, aseguró Arias.

Sin embargo, el economista dijo que esas supuestas irregularidades durante la administración del ex mandatario, “ya no podemos investigarlas, porque, según la Constitución, después de 10 años, cualquier ilícito que tenga que ver con corrupción, ya no tiene derecho a ser perseguido”.

“Este país no puede salir de la crisis, sino se pone un alto a la corrupción”, puntualizó el analista económico, entrevistado por Diario Co Latino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario