sábado, 19 de octubre de 2013

SOCIALISTA SENSIBLE: Hollande ofrece a Leonarda volver sin su familia y ella le acusa de 'falta de piedad'

Orden de extradición de Leonarda Dibrani. | Afp

El Mundo.es - Juan Manuel Bellver (Corresponsal) | París

Actualizado sábado 19/10/2013 15:15 horas

"Si Leonarda Dibrani quiere estudiar en Francia y hace la oportuna demanda, se la acogerá a ella sola", ha anunciado esta mañana François Hollande durante una breve intervención televisiva desde el Elíseo en la que el Presidente de la República se expresó por fin sobre el caso de la quinceañera gitana detenida e inmediatamente expulsada la semana pasada a Kosovo cuando realizaba una excursión escolar.
"No me esperaba eso del presidente Hollande. No ha comprendido nada de mi situación. Pienso que ni siquiera se ha estudiado el dossier. Yo no soy un animal y no iré jamás a Francia sin mi familia. ¿Quieren que vaya con una familia de acogida? Hollande no tiene corazón. ¿Acaso él no tiene una familia? ¿No tiene piedad? Esto no termina así y estoy segura de que los estudiantes seguirán protestando", ha respondido inmediatamente desde Pristina una Leonarda visiblemente afectada.
Y su padre, muy indignado, ha apuntado: "Suplico al presidente que nos acoja a todos en Francia, que es el país donde queremos vivir. No vamos a dejar de luchar y tengan por seguro que en el futuro volveremos, de manera legal o ilegal", añade desafiante.
Una vez que el informe interno encargado a la inspección general de la Administración reveló a primera hora del sábado que la deportación de la chica se hizo conforme a la normativa en vigor y la decisión de expulsar a la familia Dibrani estaba "justificada" porque ninguno de los recursos presentados por el padre había sido considerado "admisible" por la vía administrativa o judicial, el jefe del estado galo quiso dirigirse el sábado al mediodía a ese electorado tradicional de izquierda y esos estudiantes decepcionados que se han echado a la calle estos días en defensa de la adolescente, denunciando la brutalidad del arresto.
En respuesta a las protestas callejeras y las críticas internas realizadas estos días incluso desde su propio partido, Hollande ha enviado un mensaje de firmeza sobre la política de inmigración que viene llevando el Ministro del Interior Manuel Valls: "La ley debe aplicarse y hay que acelerar los procesos para no prolongar casos como éste manteniendo una política clara de inmigración y de reglas de asilo a refugiados políticos".
"Considero legítima la emoción de la juventud, pero Francia es un país de derecho y de libertades y eso hace el fundamento de nuestra República. Debemos ser firmes porque es necesario para vivir juntos, pero también humanos", ha agregado el mandatario francés.
La frontera es la escuela

¿En qué consiste el humanismo al que se refiere Hollande? Pues en algo que adelantó el viernes su compañera sentimental, a señalar durante un encuentro con la prensa en su ciudad natal de Angers que "algunas fronteras no pueden franquearse y la de la escuela es una de ellas". Así pues, el presidente galo ha informado de que "en tanto que lugar de emancipación e integración, la escuela debe ser preservada de los conflictos de la sociedad y, por lo tanto, una orden será dirigida próximamente a los prefectos prohibiendo cualquier detención de estudiantes en el entorno escolar, incluyendo las excursiones o los transportes".
Con este discurso de "fuerza y humanismo", François Hollande viene a apoyar la política securitaria del ministro más popular de su gabinete, al tiempo que manda un guiño paternalista a las reclamaciones del ala dura del PS y los sindicatos estudiantiles. "Vigilo para que el titular de Interior pueda hacer la política que yo le he mandado y este asunto nos ha dado la oportunidad para clarificar estos temas y que no haya duda sobre lo que debe ser la política de inmigración y el respeto a la escuela", resumía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario