lunes, 25 de noviembre de 2013

Declaran al danzón Patrimonio Nacional Inmaterial de Cuba

Cubasí -  Prensa Latina - Lunes, 25 Noviembre 2013 08:10

Joven pareja participando de la competencia de baile de danzón, realizada como parte del rescate de tradiciones en la XIX edición de la Fiesta de la Cubanía, dedicada al aniversario 500 de la Villa de San Salvador de Bayamo, en la ciudad homónima de la provincia de Granma, el 18 de octubre de 2013. AIN FOTO/Armando Ernesto Contreras Tamayo

El danzón, baile nacional de Cuba, recibió hoy la condición de Patrimonio Inmaterial de la nación, en la clausura del XXII Festival Cubadanzón-2013 efectuado durante tres jornadas en la occidental ciudad de Matanzas.

 La resolución del Ministerio de Cultura, leída por Gladys Collazo, presidenta Nacional de Patrimonio, destacó que ese género es una digna expresión de la música tradicional de la isla.

También, la declaratoria de la citada cartera cataloga al ritmo como elemento destacado del capital cultural inmaterial de esta nación caribeña.

"El hecho de otorgar ese lauro es pagar una deuda histórica a la música matancera, y un feliz reconocimiento", comentó a Prensa Latina María Victoria Oliver, directora general del Festival, celebrado en esta urbe a 100 kilómetros al este de La Habana.

Cerca de un veintena de parejas participaron en la competencia bailable que tuvo como principales ganadores a los hermanos Lourdes y Dairon Santana, merecedores del Gran Premio y el dueto más destacado juvenil más destacado.

Los tres primeros lugares, respectivamente, fueron para Elsa Toledo y Alexis Suárez; Cristina Pons y Orlando Hernández, y Magdelis Ortiz y Sergio de la Rosa, mientras Darcia Veitía y Eulogio Rubio destacaron como los mejores danzantes longevos.

El jurado otorgó además dos menciones durante la gala de premiación amenizada por la orquesta juvenil dirigida por Ethiel Fernández Faílde, de 22 años, y tataranieto de Miguel Failde, creador del danzón y cuyo nombre lleva la agrupación.

La cita danzonera incluyó espectáculos de inauguración y clausura, bailables populares del género, recorridos por lugares históricos de la villa, que recientemente cumplió 320 años de fundada, y un evento teórico.

El danzón vio la luz hace 134 años, el 1 de enero de 1879, en el antiguo Liceo Artístico y Literario de Matanzas, en la actualidad Sala José White de esta cabecera provincial, conocida desde el siglo XIX como la Atenas de Cuba, pñor su desarrollo cultural.

En esa ocasión se estrenó Las Alturas de Simpson, una barriada de esta municipalidad, pieza interpretada por su creador, el compositor Miguel Failde, natural de Matanzas, y la orquesta típica acompañante.

Failde (1852-1921) tocaba el contrabajo y la viola y se le atribuye la autoría de unos 144 danzones, además de otras composiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario