miércoles, 8 de enero de 2014

Holandeses "exploran" Cuba con fin económico

Por Francisco Forteza



LA HABANA 7 (ANSA) - Empresarios de Holanda exploraron hoy la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, cercana a La Habana y aledaña a un importante puerto cubano, que ofrece impuestos "atractivos" para inversores extranjeros, sin excluir Europa.

    El "paseo" por esa zona de los hombres de negocios holandeses es parte de una visita oficial a La Habana del ministro de Relaciones Exteriores de ese país europeo, Frans Timmermans.


    El canciller abogó ayer lunes ante periodistas porque la Unión Europea cambie su política actual hacia Cuba.

    Europa vincula desde hace casi 18 años, tras una petición de España, la "normalidad" en las relaciones con Cuba a demandas sobre la situación interna del país con respecto a los derechos humanos, una exigencia que La Habana considera una intromisión en sus asuntos internos.

    La estancia actual de Timmermans en la ciudad "coincide" además con una sesión del Comité Empresarial cubano-holandés dedicado a analizar "incentivos fiscales, legales y laborales" de la zona del Mariel, que quedará abierta en su primer fragmento este mes, según divulgó la agencia cubana Prensa Latina.

    El mismo medio agregó que el comercio cubano-holandés en 2012 fue mayor a los 790 millones de dólares.


    El canciller inauguró también el lunes una "clínica del fútbol" dedicada a niños y adolescentes en la capital cubana y una sede del club Feyenoord, como parte de un acuerdo bilateral para fortalecer las relaciones y el comercio firmado el año pasado.

    Tal como en el caso de Holanda, la apertura de la Zona Especial del Mariel fue presidida por presentaciones oficiales de las ventajas a varias naciones europeas, junto a otras como China, Rusia e India.

    También por procesos exitosos en 2013 de renegociación de la deuda de Cuba con varios países, la más importante con Rusia, anticipadas por el reinicio de conversaciones con el Club de París.

    La zona tiene 475 kilómetros cuadrados en torno al puerto del Mariel, a unos 45 kilómetros al oeste de La Habana.

    Brindará facilidades tributarias y de servicios tanto a negocios extranjeros como a nacionales y es un proyecto de unos 900 millones de dólares en el cual participa Brasil.

    Su marco tributario incluye la exención del pago sobre utilidades (0%) por 10 años y excepcionalmente por un período superior.

    El área aparece como anticipo de una nueva Ley de Inversión Extranjera nacional que analizará en marzo próximo por el parlamento de Cuba.

    La legislación fue anunciada por el presidente, Raúl Castro, a fines del año pasado, y descrita por él como una acción destinada a "dinamizar el desarrollo económico y social" cubano.

 BY2-FM/MRZ 
07/01/2014 17:14 


No hay comentarios:

Publicar un comentario