jueves, 22 de mayo de 2014

La sociedad civil cubana celebró en La Habana el Día Internacional Anti-Chevron

Pedro Martínez Pírez

Más de medio centenar de representantes del Grupo de Trabajo coordinado por la ACNU, la Asociación Cubana de las Naciones Unidas, sobre la cuestión de la transnacional Texaco-Chevron en la República de Ecuador, dieron un sólido respaldo al pueblo y gobierno ecuatorianos durante la celebración en La Habana del  Día Internacional Anti-Chevron.

 La jornada fue convocada a nivel internacional por el Frente de Defensa de la Amazonía Ecuatoriana y contó con el apoyo de más de 150 organizaciones sociales de América, Europa y Asia, mientras que en la capital cubana se reunieron decenas de instituciones de la sociedad civil, así como personalidades de la ciencia, la cultura, académicos, sindicalistas, periodistas y diplomàticos de varias naciones acreditadas en Cuba para patentizar su apoyo a la batalla para que la Chevron indemnice a más de treinta mil damnificados de la Amazonía ecuatoriana.

En el acto de este miércoles en la sede de la ACNU el embajador de Ecuador, Edgar Ponce, hizo un amplio recuento de los graves daños  provocados a los pobladores y al ecosistema de las provincias de Sucumbíos y Orellana por las prácticas irresponsables de la transnacional, que fue condenada por tribunales ecuatorianos hace tres años a pagar 9 mil 500 millones de dólares, a lo cual se niega la Chevron.

Denunció el diplomático ecuatoriano las maniobras de la transnacional para desinformar, confundir a la opinión pública internacional, y en el colmo del cinismo acusar al gobierno ecuatoriano y a los pobladores como responsables de los estragos causados por la acción depredadora de Texaco-Chevron en un territorio de aproximadamente dos millones de hectáreas de la Amazonía del Ecuador.

Ponce agradeció a la ACNU y a las demás organizaciones de la sociedad civil cubana por el sólido apoyo que vienen brindando a la causa de los damnificados, recordó palabras del prócer José Martí sobre la Naturaleza, así como la intervención de Fidel Castro en la Cumbre de 1992, celebrada en Río de Janeiro, donde el líder cubano advirtió sobre los peligros que amenazan a la humanidad por el irrespeto al Medio Ambiente.

Al concluir el acto los participantes firmaron una declaración de apoyo a Ecuador e introdujeron sus manos en recipientes con petróleo y luego las estamparon en una tela de color blanco como muestra de solidaridad con la campaña sobre La Mano Sucia de Chevron popularizada por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

Para Aler - Contacto Sur y desde Radio Habana Cuba, les habló Pedro Martínez Pírez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario