martes, 11 de noviembre de 2014

J.M. Tojeira considera que tarde o temprano encubridores de masacre de jesuitas reconocerán su participación

RNES - Martes 11/11/14 | 10:11:25

El ex rector de la Universidad Centroamericana, José María Tojeira confía que los actores que encubrieron el asesinato de los sacerdotes jesuitas en 1989, en el contexto de la ofensiva militar “hasta el tope”, lanzada por la entonces guerrilla del Fmln, reconocerán su responsabilidad tarde o temprano.

Y habla específicamente del partido Arena, el entonces presidente de la República Alfredo Cristiani y el ejército, porque al final se trató de un hecho institucionalizado, afirmó Tojeira.

En la entrevista El Salvador Ahora, del canal 10 de la televisión Nacional y Radio Nacional de El Salvador, el ex rector manifiesta que el ex gobernante recibió información precisa que le fue comunicada de quienes habían sido los autores de la masacre, sin embargo el compromiso de indagar pasó al olvido, lo mismo hizo Arena, que mantiene un silencio sobre este caso.

Los 25 años que han transcurrido de aquel acontecimiento, al igual que otras masacres como la del Mozote, en Morazán, y que conmocionaron a la nación y a la comunidad internacional están impunes porque esa era la tónica ante estos bochornosos hechos.

Tojeira dijo que se haría mucho que las partes señaladas de proteger y actuar en complicidad con los autores intelectuales y materiales de esos hechos reconocieran su participación.

En este sentido dijo que la Ley de Amnistía que se promulgo sigue siendo un problema para todos los que participaron pues el miedo a enfrentar la justicia los atormenta, no obstante dijo estar convencido que a estas alturas el conocimiento de la verdad es más importante.

El asesinato de los jesuitas fue un hecho planificado con anticipación y sus hechores prepararon el terreno hasta tener bien ubicados a sus víctimas, reflexionó el sacerdote jesuita.

Recientemente la Audiencia Nacional de España habilitó nuevamente la persecución de los autores del crimen de los sacerdotes.

Ernesto Rivas Gallont, quien en el pasado fungió como embajador de El Salvador en Washington, reconoció y pidió perdón por haber sesgado su postura y negar la masacre en el caserío El Mozote. Esto a pesar que sabía de los hechos pero que por órdenes superiores se le encomendó negarla ante la comunidad internacional.


No hay comentarios:

Publicar un comentario