domingo, 7 de junio de 2015

Internet por y para una cultura de paz en #TIChabana2015

Radio Rebelde  -  2015.06.07 - 09:02:23 / web@radiorebelde.icrt.cu / Yirian García de la Torre


La investigación constituye una cuestión fundamental asociada a los usos de las TIC en los procesos de Comunicación Política, propone Liliam Marrero, periodista y profesora de la Facultad de Comunicación de La Universidad de La Habana, justo antes de comenzar, lo que ya es un hecho para Cuba e internet: la Conferencia Internacional Nuevos Escenarios de la Comunicación Política en el Ámbito Digital 2015 en La Habana (#TIChabana2015). Las jornadas de encuentro han dado el sí con las prácticas.

La cultura artística y literaria es un hecho distintivo de los pueblos y quizás una de los perfiles de identidad más en peligro con internet, pero más que una preocupación por salvar la identidad, está en crearla, porque Cuba, por ejemplo, con la poca infraestructura tecnológica debido al bloqueo; perdió espacio en internet y cuando se conecta encuentra falsos líderes en la red que ya reinventan una Cuba que hasta esa fecha se centraba en la desinformación o el desmontaje de la historia que se nos hace. Se habla en TIChabana2015.

De esos males, pasa también a formar parte de nominaciones y cambio de discurso, desinformando o creando una Cuba, ya vilipendiada por cuestiones políticas. Llegar a lo que es hoy, después del reencuentro como país con Estados Unidos, le detiene en un nuevo escenario: internet, la gobernanza en y las nuevas prácticas, común para la región y los países del Sur.

Son hijos de los pueblos de la misma prioridad, la condición humana, y parte de la región y del peligro que entraña para todos los países conectados sin infraestructura, servidor o independencia tecnológica.

Unidos ante la inquietud por la ausencia de espacios congruentes entre los países afectados y en la necesidad de crear un proyecto que reúna el quehacer, las experiencias de cada uno, o un espacio de relación y conocimiento que ayude al desarrollo del país, donde cada miembro de la región o el mundo, ¿por qué no?, tenga la oportunidad de unirse en pos de una cultura en internet, diferente a la que imponen transnacionales o poderes.

Solución adecuada y viable, involucra a todos los más de 200 participantes en TIChabana2015. Expertos o delegados, invitados, que han hecho uso de la palabra, en los paneles o en las intervenciones, donde de forma directa se siente no solo la necesidad de protegerse sino la motivación y la manifestación de cooperar, en los presentes.

Para este proyecto se reúnen más de 36 países, es necesario el uso de grandes recursos, recursos propios, de las instituciones que participan y el apoyo de personas vinculadas a los beneficios en el espacio participativo y de inclusión que puede resultar el uso responsable y seguro de las TIC.

Viernes y sábado, de 2015, en la actualidad, llevarán un papel fundamental en el desarrollo de estos proyectos, cuando este domingo definan, las delegaciones oficiales, los acuerdos finales del encuentro en La Habana, que además de consenso, socializa experiencias, enclavadas en prácticas, con el objetivo de satisfacer las necesidades reales de cada comunidad, donde las brechas pululan en conectividad, disposición de tecnologías, pero también de la voluntad de gobiernos, decisores y expertos, así como quienes asumen el acceso según las diversidades de edades, gustos, grupo social, región o educación posible.

En este encuentro de #TIChabana2015, habrá, sin dudas proyectos culturales, a pesar de las limitaciones, la no inserción en estrategias de desarrollo de los poderes mediáticos. Cada país debe responder a las necesidades de ocupar los espacios de acción responsablemente.

Con ingenio integrativo, la utilización de internet puede convertirla en un escenario sistemático, donde aprendan y se relacionen, los países en un novedoso canal de integración, cuando se logre la fusión de aprendizaje, colaboración, conocimiento, gestión de contenidos y protección cibersegura.

Como finalidad del proyecto integrativo, en su mayor medida, se pretende crear un espacio de intercambio “con todos y para el bien de todos”, a partir de juegos de participación consciente, responsable y sostenible.

El objetivo ha sido compartir espacios e instrucción, desarrollar habilidades de escucha, participación y derecho; fomentar habilidades de correcta y plena expresión educativa, alfabetizadora, desarrollar habilidades en las diferentes manifestaciones de respeto que propicie relaciones interpersonales a pesar de las diferencias (edad, sexo, procedencia, ingreso y poder); lograr espacios de relación magnética y satisfacer la necesidad del desarrollo pleno.

Como metas el espacio en Cuba beneficia directamente a delegados y expertos, a todas aquellas personas que se incorporen a dichas prácticas, en especial a niños/as, adolescentes y jóvenes, a quienes va dirigido el resultado de cada paso logrado.

Beneficiarios Indirectos: El resto de las personas de la comunidad real o virtual donde interactúa cada participante de #TIChabana2015, y decisores que deben no solo hacer por sus gobiernos sino comunicar lo que hacen y concientizar sus responsabilidades, más allá de ese espacio real que adquiere una nueva dimensión virtual que arrastra tras el término ciber, todos los males y la especialidad en ello, de la sociedad contemporánea.

La sociedad, a la que ya dejó de pertenecerle el término red social como el contacto o la interacción física, adquiere un producto resultante nuevo al que asiste quien puede, más allá de las brechas palpables, los diferentes espacios interactivos, habilidades cognoscitivas y entretenimiento. Podrán disfrutar y, entregarse, incluso en identidad y cultura, si aprovechan la máxima preparación de su capital humano y material aportado por las personas involucradas responsablemente en un mundo mejor posible como proyecto.

Puede ser un resultado palpable, el encuentro es prueba de ello, material, un espacio para la realización de actividades colaborativas, implementaciones, y el empleo de prácticas políticas, capital humano y material, llámese infraestructura.

Servicios prestados hasta hoy hablan de experiencias de gobernabilidad, protección, discreción de derecho, posibilidades y precaución, actividades de apoyo gubernamental, educativo, cultural y local tanto físico, como de cobertura virtual.

El proyecto se realiza solicitando la gestión del conocimiento de todos, la experticia de quienes integran cada delegación, cuyo resultado se expresará como dirigida al desarrollo, no a la competencia, a lo participativo, a la diversidad cultural, por lo que la localización en Cuba, es también factible para la realización del mismo.

Para la intención se generan una serie de actividades con una secuencia lógica que permitan alcanzar las metas y los objetivos propuestos. Se realizarán actividades fijas, didácticas, culturales y de colaboración propuestas, se muestran experiencias participativas como @Chávezcandanga, Face popular, o ejemplos del patio como los Joven Club de computación, las interconexiones desde redes institucionales, EcuRed, la Red Cuba, la participación expositiva de los encuentros nacionales, regionales e internacionales conducidos por un mismo fin, crecer como país, con independencia y soberanía tecnológica, desde la integración.

Es concebido para espacios de un nuevo escenario, abierto apenas para el desarrollo, evitando que se convierta en un escenario de operaciones militares, terroristas o de pretexto para desconectar países, incluso terceros o atacarlos.

Debe primar el encuentro directo, la interrelación provocando el logro de lo que se puede alcanzar cuando se garantizan las instrucciones educativas, de apoyo, coordinación integrativa, especializada que pueda hacer factible la realización del proyecto.

El encuentro llama a la cooperación, la integración, creando líderes del proyecto: La determinación de los recursos necesarios:

Humanos: El grupo gestor está conformado por el líder del proyecto, asesores, expertos, promotores y miembros que somos todos, de modo equilibrado, colaborativo, más que competitivo.

Financiero: Los recursos materiales que estén al alcance de los sectores que participan y ejecutan, no como grupo gestor sino multiplicador de experiencias que nos hagan crecer y desarrollar sosteniblemente.

Los indicadores de evaluación del proyecto serán a partir de la evolución y desarrollo integrativa que se ponga en práctica, se puede evaluar por la afluencia de público, por la participación y la aceptación de ellos, en lo que Raúl Garcés, uno de los moderadores llamó, la era de la post comunicación, donde todos somos emisores y receptores. Comenzando ya con el cronograma de trabajo, en este encuentro de #TIChabana2015.

Factores externos condicionantes o pre-requisitos para el logro de los efectos e impacto del proyecto va con las debilidades y fortalezas que analicemos en cada etapa, o que permita conocer todo lo relacionado con el entorno de cada lugar desde donde se acceda a internet y de qué manera puede influir hacia sí mismo y su correcto desarrollo.

Debilidades: las urgencias, la implementación, las infraestructuras, la comprensión de cada actor.

Fortalezas: Contar con el personal calificado para realizar dicho proyecto, los presentes en #TIChabana2015, tener el espacio ideal por la afluencia y el empoderamiento que ya existe, que sea posible la fusión de lo diverso y el aprendizaje y que este o los proyectos implementados, formen parte de las opciones, incluso para aquellos de bajo poder adquisitivo, que sin sus necesidades básicas resueltas, la propuesta colaborativa que le han hecho desde el ejercicio de poder, han sido las tecnologías como medio de colonización.

El saldo de TIChabana2015, será sin dudas positivo, hay la voluntad para hacerlo y la necesidad es imperiosa, los resultados, en el gran medidor que será el futuro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario