domingo, 30 de agosto de 2015

Tormenta Erika no cargó los embalses del oriente cubano

Editado por Pedro Manuel Otero

La Habana, 30 agos, (rhc).- Convertida en onda tropical a su paso por Cuba, Erika  descargó poca lluvia en la porción oriental de Cuba, la más afectada por la sequía que padece la región desde hace dos temporadas.

El Instituto de Meteorología informó que en las primeras horas de la mañana del sábado en el valle de Caujerí se habían registrado 54 milímetros, en Guantánamo 50 milímetros, y 47 milímetros en Santiago de Cuba, como reportes más significativos.

No obstante, para la prevención de posibles daños se puntualizaron en toda la región oriental los planes de evacuación ante posibles inundaciones, el aseguramiento de almacenes, el traslado de las reses hacia lugares altos y la habilitación de brigadas encargadas de desobstaculizar los viales propensos a deslizamientos por intensas lluvias, como es el caso del viaducto La Farola, una de las siete maravillas de la ingeniería civil cubana.

En Santiago de Cuba, la entrada de los estudiantes a las instituciones educacionales fue suspendida y en los cinco centros internos que ya albergaban alumnos,  fueron creadas todas las condiciones para su atención y protección.

En la provincia de Granma también se adoptaron importantes medidas. Durante una reunión del Consejo de Defensa  su presidenta, Sonia Pérez Mojena, orientó el estricto cumplimiento de las indicaciones de la Defensa Civil para evitar pérdida de vidas humanas y recursos, e insistió en no cruzar ríos crecidos ni bañarse en presas u otros acuatorios, pues las lluvias podían estar acompañadas de fuertes descargas eléctricas.

Según el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología para este domingo predominarán los nublados en las regiones occidental y central, con lluvias y tormentas eléctricas desde la madrugada y en la mañana en la región central, las que abarcarán en la tarde al occidente, donde serán numerosas.

Antes de disiparse a su llegada a Cuba, la tormenta tropical Erika causó daños severos en países del Caribe. Dominica fue la más castigada,  con 35 muertes y enormes afectaciones económicas, la nación más lastimada.

Luego de su paso por Dominica, el primer ministro Roosevelt Skerrit lamentó la pérdida de vidas, los daños a la infraestructura del país y las afectaciones a las viviendas. «Cientos de hogares han sido destruidos o se volvieron inseguros para ser ocupados», dijo.

«La escala de devastación es enorme. Es mucho peor de lo esperado. Tenemos que reconstruir a Dominica de nuevo», señaló el Primer Ministro. Países miembros del Alba y de la Celac expresaron su solidaridad con el pueblo de esta isla caribeña.

Este sábado el Gobierno de Venezuela envió un cargamento de ayuda para el pueblo de Dominica.

Erika también dejó cuatro muertos y más de 10 000 damnificados en República Dominicana y Haití, reportó Notimex.

En República Dominicana, unas 10 711 personas fueron evacuadas por la tormenta en casas de familiares y amigos y en centros de asistencia oficiales. Erika dañó allí 935 viviendas y destruyó 11, mientras que unas 11 provincias permanecen incomunicadas. Los fuertes vientos dañaron numerosos puentes y carreteras, así como el aeropuerto.

En Haití, la tormenta dejó al menos cuatro muertos y 13 heridos, informó la Dirección de Protección Civil (DPC), según PL.

En tanto, desde San Juan, EFE reporta que la agricultura puertorriqueña resultó duramente golpeada por vientos que ocasionaron pérdidas estimadas en 16,4 millones de dólares.


No hay comentarios:

Publicar un comentario