viernes, 11 de marzo de 2016

CUBA.- EU.- ¿CUAL ES EL PROPÓSITO DEL VIAJE DE OBAMA A CUBA?

Por Dr Néstor García Iturbe

Muchas personas han elucubrado sobre el propósito del viaje de Obama a Cuba. Yo tengo mi propia idea sobre lo que ha motivado este viaje y considero  debo compartirla con ustedes.  Como siempre, todo aquel que no esté de acuerdo con lo que yo planteo, me manda su comentario y lo publicaré en EL HERALDO.

Obama recibe la información sobre Cuba por medio de las agencias de la Comunidad de Inteligencia, que incluye la CIA. Todo lo que recibe le indica que la situación en Cuba está en pésimas condiciones, que existe un total caos, la economía no acaba de coger un rumbo positivo y el descontento se pone de manifiesto en toda la sociedad, por lo  que las personas están esperando un CAMBIO y su presencia en Cuba puede ayudar a que eso se lleve a cabo.

Esta información regularmente es ratificada por algunos medios de prensa, como el New York Times, el Washington Post y el Miami Herald, que en sus últimos editoriales han expresado opiniones similares a las de la Comunidad de Inteligencia, quizás por ser parte de ella.  Estos medios de prensa destacan la falta de libertad en Cuba, la represión contra los opositores del régimen, los problemas económicos que se están confrontando  y la fuerza que están ganando los grupos de los llamados “disidentes”.

Por otro lado, los miembros del gabinete de Obama que han viajado a Cuba, no han expresado esas valoraciones y aunque han señalado algunos problemas que están sucediendo en el país, sobre todo relacionados con la economía, han encontrado un pueblo que desea la Revolución avance, sin cambiar el sistema y que las relaciones con Estados Unidos produzcan beneficios mutuos, siempre y cuando se respete la soberanía y determinación de Cuba.

Obama no sabe a quién va a creer y por lo tanto se prepara para ver las cosas personalmente. Los puntos a definir como resultado de su visita seran los siguientes:

1.- Real efecto del bloqueo ( él le dice embargo) en la vida de los cubanos

Ha planteado que desea caminar por las calles y hablar con distintas personas.  Eso piensa hacerlo en la Habana Vieja, lo que  le permitirá comprobar que la gente está pasando hambre, que muchos no tienen zapatos, que la ropa de la mayoría está en pésimas condiciones, que la falta de piezas de repuesto mantiene paralizados una gran cantidad de carros, conocidos como almendrones, de fabricación estadounidense, otros no están funcionando por falta de gasolina.

Deseará comprobar que la mayoría de las nuevas cafeterías, conocidas como Paladares, están cerradas por falta de abastecimiento. Algunos cubanos hace más de quince días que no pueden comerse una piza, tomarse un refresco, comerse un perro caliente con pan, o un dulce. Podrá ver, la mentira que representa lo que  dicen los comunistas, de que existen una gran cantidad de restaurantes privados de alta calidad. El café, que en meses anteriores se vendía en cualquier lugar  a un peso la tacita, no se encuentra. Le han dicho que no hay donde tomarse una cerveza, por eso pedirá tomarse una bien fría para luchar contra el calor, lo que seguramente pondrá a sus anfitriones en una situación difícil.

Vendrá preparado para los apagones, que según los informes recibidos en el Consejo Nacional de Seguridad, continúan originándose todas las noches y por largos períodos de tiempo.

2.- Los efectos del bloqueo en la educación

Tratará de que lo lleven a visitar una escuela, para poder comprobar que los niños no tienen uniforme, que carecen de libros, libretas y todo lo necesario para la enseñanza, que no existen computadoras en las escuelas, por lo que los niños no conocen como manejar estas. Seguramente verá muchos niños por las calles, los que no tienen escuela a las cuales asistir, que para subsistir estarán pidiendo limosnas, limpiando parabrisas de carros, limpiando zapatos,o distribuyendo drogas.

Tratará de asistir a uno o dos centros de enseñanza superior, preferiblemente la Universidad de la Habana, donde espera comprobar la carencia de materiales para realizar estudios superiores, reactivos químicos, aparatos de laboratorio, libros, computadoras y todo aquello que debe tener una universidad para garantizar el desarrollo científico de sus estudiantes.

Tratará de hablar con algunos estudiantes universitarios para conocer el nivel de descontento dentro de ellos y las aspiraciones de cursar estudios en universidades estadounidenses, lo cual piensa proponer a las autoridades del plantel.

3.- Los efectos del Bloqueo en la Salud Pública

Solicitará visitar un hospital y si él no tiene tiempo para hacerlo, que lo haga Michelle, ella sabe qué debe preguntar sobre las medicinas que están en falta, fijarse en la alimentación de los enfermos, que se plantea está en crisis. Revisar sábanas, batas de dormir, mobiliario, para detectar las malas condiciones de todo esto.  Ir a los pabellones infantiles para ver como se trata a los niños y las carencias que existen en los mismos, todo esto según lo que informó la CIA al respecto.

4.- Reunión con los grupos de la “Sociedad Civil”

Delimitar bien claro a que se refiere cuando habla de  la “Sociedad Civil”, pues pudieran asistir a la reunión que convoque un grupo de organizaciones controladas por los comunistas, en vez de las que forman los asalariados del gobierno de Estados Unidos.

Esta reunión se llevará a cabo si hay quórum, pues según la prensa estadounidense la represión sobre estos agentes  se ha incrementado en los últimos  días y es posible que la mayoría esté en prisión.  Si hay quórum o no, debe determinarlo la Embajada de Estados Unidos en la Habana, que es quien les paga sus salarios.

Para esta reunión Obama tiene una agenda especial. La Oficina de Presupuestos le ha hecho una lista de  la cantidad de dinero que se le ha entregado en los últimos cinco años a cada organización y la CIA le dio otra lista de las acciones y efectividad de la organización.  El presidente piensa discutir esto con los encartados y reclamarles más actividad y eficiencia o les rebajará el sueldo.

5.- Sobre la libertad de expresión

Este es un punto importantísimo en la visita, pues se relaciona con los derechos humanos.  Para comprobar si la gente habla libremente y expresa sus opiniones en la calle  otros lugares, Obama ha preparado un plan.

Se pondrá en la cola del P-16 en Copelia, comenzara a comentar sobre el transporte y su eficiencia, con el fin de observar si las personas que están en la cola hablan libremente sobre el tiempo que hace que no pasa el ómnibus, si no paró donde debía, l aglomeración de personas dentro del mismo, el que cobra y se apropia del dinero y otras cosas por el estilo, en la seguridad de que nadie hablará de eso.

Cómo ya está en Copelia, también se pondrá en la cola de la heladería, donde seguramente nadie hablará sobre el asunto de que ahora solo hay un sabor de helado, que para entrar hay que estar una hora parado allí, que las bolas está huecas.  El terror no dejará a las personas en la cola hablar de esas cosas, eso es lo que él quiere comprobar.

Antes de abandonar la zona pasará por el agro de  17 y K.  Está seguro de que el temor a que se los lleven preso, no dejará a los clientes protestar por el precio de los plátanos, la carne de puerco, la cebolla y otros artículos que se encuentran a la venta en el lugar.  Podrá comprobar que no existe la libertad de expresión, según le ha informado la CIA.

Además de estas tareas, Obama tendrá algunas propias del protocolo que implica la visita de un presidente extranjero a Cuba. Incluyendo las conversaciones sobre las relaciones entre ambos países.

Las ideas fundamentales que piensa plantear serán:

-No puede quitar el bloqueo, eso solamente lo puede hacer el Congreso, por lo que habrá que esperar a las próximas elecciones para analizar cómo queda el nuevo Congreso.

-La Base Naval estadounidense en la Bahía de Guantánamo tampoco la puede devolver, el tratado está vigente y tendría también el Congreso que votar la anulación del mismo. En cuanto a la cárcel todavía no es posible determinar si la puede cerrar o no.

-La Radio y Televisión Martí se encuentran en proceso de privatización.  De lograrse eso, no será el gobierno de Estados Unidos el que ataque a Cuba, sino una empresa privada que gracias a la libertad de expresión existente en Estados Unidos puede determinar la programación.  El gobierno, al igual que a otras emisoras, le dará una subvención económica.

-En cuanto al financiamiento a los grupos que realizan actividad en contra al gobierno revolucionario, ya está aprobado el presupuesto del año 2016, por lo que el próximo presupuesto será una situación que deberá analizar la próxima administración, primero es necesario conocer quién sale presidente y cuál será la política que adoptará en relación con este asunto, acorde a la situación de derechos humanos y libertad de expresión que exista en Cuba.

-Lo relacionado con la Ley de Ajuste Cubano es otro asunto que debe ser considerado por el nuevo Congreso.  Existe una fuerte tendencia a modificar la misma, pero nadie puede asegurar que se haga, sobre todo si las noticias sobre la represión y la detención de opositores continúan llegando y los que entran ilegalmente en Estados Unidos declaran que son perseguidos políticos.

-Sobre las multas a las empresas que comercien  con Cuba, hasta que no se modifique la ley, tendrán que continuar haciéndolo, aunque Obama planteó que  no está de acuerdo con eso.

-En relación con  lo planteado por Cuba sobre Venezuela, tomará nota de la posición cubana, pero con mucho respeto le recordará que este es un problema bilateral entre Estados Unidos y Venezuela y como Cuba ha planteado en otros asuntos, no debe haber injerencia de terceros países en el mismo.

-Sobre el resto de las situaciones entre ambos países, seguir avanzando todo lo que permitan las leyes vigentes.

Estoy seguro que en el viaje Obama podrá conocer la realidad de Cuba, algo distinta a la que le informan las agencias de la Comunidad de Inteligencia. Quizás el viaje le sirva para mejorar su actuación en algunos aspectos.

Esta es mi idea, repito que estoy en la mejor disposición de aceptar otras e inclusive publicarlas en EL HERALDO.

La Habana, 11 de marzo del 2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario