lunes, 21 de marzo de 2016

CUBA Y ESTADOS UNIDOS EN LA HORA DE LA VERDAD

Por Pedro Martínez Pírez

La lluvia del domingo restó brillantez al arribo del presidente Barack Obama a Cuba, pero no pudo impedir que cumpliera su primera jornada en La Habana, la cual incluía un encuentro con los diplomáticos estadounidenses, un recorrido por el centro histórico de la capital cubana, donde fue atendido por el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal, y una visita a la Catedral, donde dialogó con el cardenal Jaime Ortega, máximo representante de la Iglesia católica cubana.

Pero será este lunes cuando se encontrarán en el Palacio de la Revolución de La Habana los presidentes Obama y Raúl Castro, quienes al término de sus conversaciones darán a conocer declaraciones separadas que arrojarán luz sobre la marcha del proceso de normalización de las relaciones entre los dos países.

El presidente norteamericano vino no solamente con su familia, lo cual favorece su imagen ante la opinión pública cubana, sino también con cuarenta congresistas y una veintena de empresarios, así como el Secretario de Estado, John Kerry, quien este lunes se reunirá en La Habana con los representantes del gobierno de Colombia y de las insurgentes FAR-EP, en otra acción diplomática importante de Estados Unidos hacia América Latina.

Obama llegó a Cuba por la puerta ancha porque horas antes de su arribo a La Habana la Embajada de Estados Unidos dio a conocer un video en que el Jefe de la Casa Blanca interactúa con Pánfilo, el más popular de los humoristas cubanos, quien cada semana deleita a muchísimos televidentes con su fino humor crítico sobre realidades sociales, económicas y políticas del país.

Y como parte de la ofensiva mediática previa a esta histórica visita el gobierno de Obama anunció su cuarto paquete de medidas destinadas a suavizar el durísimo impacto del bloqueo económico, comercial y financiero que desde hace más de medio siglo Estados Unidos impone a Cuba, pero que tanto daño político ha ocasionado a Washington en las Naciones Unidas.

La reunión de este lunes con Raúl Castro, el encuentro vespertino entre empresarios de los dos países y especialmente el contenido del discurso de mañana en el Gran Teatro Alicia Alonso de La Habana, el cual será transmitido en vivo a todo el país por la televisión cubana, revelarán hasta dónde Barack Obama, ya al finalizar su segundo mandato, está decidido a llegar en su nueva política hacia Cuba, que algunos analistas consideran un inteligente cambio táctico forzado por el fracaso de los métodos aplicados en las últimas décadas por Washington contra la Revolución Cubana.

La Habana, 21 de marzo de 2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario