domingo, 20 de marzo de 2016

EU.- ELECCIONES.- LOS HERMANITOS RODHAM

Por Dr. Néstor García Iturbe

Seguramente usted habrá oído hablar de los hermanitos Rodham, Hugh y Tony, que completan el trío con Hillary.

Los hermanitos Rodham se han destacado en todo momento por estar involucrados en situaciones que no son muy diáfanas y por lo tanto en muchas de esas oportunidades, su hermana Hillary ha salido en defensa de los mismos, independientemente de lo complicado del problema en que se hubieran metido.

Es necesario reconocer que Hillary ha tenido que  sufrir en su vida, no solamente  los sufrimientos provocados por ella, sino además por  los que han provocado sus hermanos,  a los que son necesarios  agregar los provocados por su esposo Bill, tanto cuando era Gobernador, como después como Presidente y su hábito de relacionarse con mujeres de todo tipo, lo cual después de conocerse públicamente el problema, era Hillary la encargada de resolverlo.

Otro miembro de la familia también influye en Hillary, en este caso su cuñada, esposa de Hugh, María Victoria Arias, abogada, de origen cubano, que  según se plantea, es una de las personas con que   Hillary consulta  los asuntos relacionados con Cuba.  Eso nos explica lo dicho por la aspirante  presidencial en relación con las libertades y valores en Cuba, durante en uno de los últimos debates con Bernie Sanders.

Los hermanitos Rodham fueron famosos en la etapa en que Clinton estuvo en la Casa Blanca. En 1999 se involucraron en un negocio cuyo monto llegaba a 118 millones de dólares, que tenía como complemento el hacer cabildeo dentro  del gobierno estadounidense a favor de Aslan Abashidze, oponente del presidente de Georgia, Edward Shevardnadze, todo esto disgustó al Departamento de Estado y a Sandy Berger, que en ese momento era el  Consejero de Seguridad Nacional. El propio Presidente los orientó que se alejaran de ese negocio.

Cómo es tradicional que haga todo Presidente que finaliza su mandato, Bill Clinton firmó algunos perdones presidenciales a personas que se encontraban cumpliendo prisión por distintos delitos. Dentro de esos perdones estuvo el de Glenn Braswell, hombre de negocio que había sido condenado por fraude. El perdón de Braswell fue recomendado al Presidente por Hugh Rodham, su cuñado, el cual recibió la suma de 400,000 dólares por los servicios legales que ayudaron a que el Presidente otorgara el perdón.

Otro de los perdones otorgados por Bill Clinton, gracias a los servicios legales de Hugh Rodham, fue el concedido a Carlos Vignali, condenado por estar involucrado en el tráfico de drogas.  Este era un caso más difícil, por lo que se plantea Hugh requirió la ayuda de otro abogado, ¿quién mejor que su propia esposa Maria Victoria? Los servicios legales ,en este caso, llegaron muy cerca del millón de dólares, lo cual fe aceptado por el traficante de drogas perdonado.

Cuando el asunto de estos perdones presidenciales se analizó en el Comité correspondiente del Senado, las declaraciones de Hillary fueron:

“Él es mi hermano. Yo amo a mi hermano… estoy altamente disgustada por este error que él ha cometido… Yo no sé absolutamente nada sobre la vinculación de mi hermano con esos perdones.  Yo no conozco nada sobre el dinero que se plantea recibió por su participación en los mismos.”

Los hermanitos Rodham se están afilando los dientes por si hay una segunda vuelta en la Casa Blanca.  Ahora no tendrán que lidiar con el cuñado, tratarán directamente con la hermana… ¡Que los ama tanto!

La Habana, 19 de marzo del 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario