martes, 15 de marzo de 2016

Obama sin condiciones y casi llegando

Redacción OnCuba  -  14 marzo, 2016 


Como prólogo a su gira por América Latina Barack Obama ofreció hoy una entrevista a la televisora CNN en Español, en la que se refirió a Cuba, a donde llegará el próximo día 20 y donde permanecerá, en visita oficial, por invitación del gobierno cubano, hasta el 22 de marzo.

A diferencia de otras dos entrevistas que brindó el Presidente durante 2015, a Reuters y YahooNews, en las que también se refirió al tema cubano, esta vez Obama se enfocó más en promover frente a la opinión pública sus decisiones y explicar el sentido de su política hacia la Isla. En los minutos que dedicó esta vez a este asunto no se extendió en los condicionamientos, requisitos o pasos que Cuba debía dar, según su opinión, para que las decisiones anunciadas el 17D fluyan con más rapidez. Al contrario, insistió en que ya ha habido cambios “reales” en Cuba, y vaticinó que en el próximo gobierno, el embargo podría ser derogado.

Comenzó sus declaraciones explicando el origen del giro de timón de su administración respecto a Cuba y para ello ofreció un enfoque regional. Llamó a la Isla “la última pieza” para enmendar un estado de sospecha respecto a las intenciones hegemónicas de Estados Unidos en el continente.

“Una política que no había cambiado durante 50 años, desde que yo nací, exigía ser reevaluada. Y entonces sistemáticamente fuimos trabajando en lo que pensábamos que debía ocurrir si interactuábamos con el gobierno cubano. Y nuestra conclusión fue que esto ofrecía la mejor posibilidad de oportunidad, prosperidad y cambio positivo para el pueblo cubano y que también beneficiaría nuestros intereses y a los de la región como un todo. Ya no iba a tener esa percepción de que Estados Unidos intentaba de algún modo pisotear a los países más pequeños de la región.”

“No nos hacemos ilusiones de que el régimen de los Castro, o Cuba, cambien de la noche a la mañana, pero las políticas que implementamos para aumentar los viajes, los intercambios comerciales, las remesas de familiares de cubanoamericanos aquí, el trabajo que estamos haciendo expandiendo las comunicaciones y el acceso a Internet y las oportunidades para los emprendedores… todo eso promete acelerarse en los años venideros.”

¿Cómo reaccionan los cubanoamericanos, a estos cambios, según el punto de vista del Presidente?

“Todo esto ha sido bien recibido no solo por los cubanos sino también por los cubanoamericanos que, al principio se mostraron escépticos ante la política pero ahora reconocen que este tipo de interacción podría tener grandes oportunidades y transformaciones en el interior de Cuba.”

El presidente Obama criticó la posición de quienes apuntan a su gobierno por “ignorar” violaciones de los Derechos Humanos en Cuba. “Están completamente equivocados”, dijo.

“No hemos ignorado las violaciones a los derechos humanos hemos hablado abiertamente al respecto. Durante mi visita tengo la intención de reunirme con disidentes, críticos del gobierno cubano, como lo hice cuando estuve en Panamá, y tuve oportunidad de reunirme con activistas de Cuba. (…) Seguimos presionando para que con el tiempo se amplíen las libertades de expresión, de reunión, la libertad religiosa, dentro de Cuba.”

Obama valoró como una “visión ingenua que se contradice con los hechos” la de quienes no perciben los cambios “reales” que se han dado en Cuba.

“Hemos visto más avance en el último año o año y medio, cambios lentos, marginales pero reales en cuanto a cómo funciona la economía en Cuba. (…) Cuanto más presentes están las empresas allí, más personas viajen, más cubanoamericanos va a poder interactuar con sus familiares que en ciertos casos no han visto durante décadas. Y es más probable que veamos el tipo de cambios que todos estamos esperando.

¿Está dando mucho Estados Unidos a cambio de poco?

“No se trata de hacer concesiones con el gobierno cubano. Se trata de interactuar de forma directa con el pueblo cubano y de poder tener conversaciones sinceras, firmes, directamente con el gobierno de Cuba, como lo hacemos con el gobierno chino, vietnamita o ruso. Todo un conjunto de países con los que podemos tener desacuerdos, pero con quienes reconocemos que tendremos más influencia o mayor posibilidad de abogar por los valores que nos son queridos cuando tenemos un diálogo con ellos.”

“Asimismo nos deshicimos de una excusa que el régimen de Castro usaba sistemáticamente para explicar por qué no podía brindar más oportunidades y libertad a su pueblo. Es decir, que su vecino del Norte, de mano fuerte, se lo impedía o los sabotearía. Eso ya no es una excusa viable y creo que recaerá sobre ellos una mayor presión de demostrar que pueden adaptarse a la economía del siglo XXI, porque se han quedado rezagados.”

El gobierno cubano insiste en afirmar que el Presidente Obama tiene poderes que todavía no ha utilizado y que le permitirían disminuir el impacto del bloqueo contra Cuba. Obama respondió sarcástico: “la gente siempre quiere más de una cosa o la otra, de eso se trata ser Presidente de Estados Unidos”. Este proceso, dijo Obama, “llevará cierto tiempo”.

“Hemos hecho cambios administrativos razonables, inteligentes y legales. En última instancia para poner fin al embargo completamente se requiere el accionar del Congreso. Hay apoyo bipartidista pero aún no llega a su masa crítica. Mi firme predicción es que en algún momento del gobierno del próximo gobierno, ya sea demócrata o republicano, el embargo será derogado. Porque tiene sentido para nosotros poder vender en Cuba, hacer negocios con los cubanos, mostrarles nuestras prácticas comerciales, cómo tratamos a los trabajadores, cómo nos enfocamos en los temas de derechos humanos, lo que ayudará a producir los tipos de cambios que se necesitan.”


No hay comentarios:

Publicar un comentario