jueves, 17 de marzo de 2016

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 18 DE MARZO DE 2016


Grandes repercusiones sigue teniendo la publicación de un audio por internet que muestra la participación activa de un alto dirigente del derechista partido Arena, Ernesto Muyshondt; y el alcalde de la ciudad de Ilopango del mismo partido, Salvador Ruano, en una reunión con jefes de diferentes pandillas o maras, en momentos previos a la segunda vuelta para las elecciones presidenciales de 2014, en las que Salvador Sánchez Cerén se encontraba 10 puntos arriba del candidato arenero, Norman Quijano.

El objetivo de dicha reunión clandestina era lograr de los delincuentes y sus organizaciones criminales, la colaboración para incrementar entre ellos y sus familiares, el voto por el partido de ultra derecha. En su contenido se confirman acuerdos de posturas para tal fin y expectativas para ellos si dicho partido ganaba las elecciones; entre ellas, reducir el régimen de cárcel de máxima seguridad en el departamento de La Paz, acá conocida popularmente como Zacatraz, precisamente donde se encuentra recluidos los dirigentes más reputados de dichas agrupaciones delictivas, que día a día enlutan y acosan a la población salvadoreña.

Al margen de los intentos de los políticos protagonistas y la dirigencia de Arena, de trivializar y limpiar la imagen de dicha reunión, al acreditarle un noble y patriótico objetivo, como lograr que la población votara con libertad en dicha segunda vuelta; la gran mayoría de representantes de las diferentes agrupaciones políticas, incluidos algunos diputados y funcionarios areneros, han condenado dicha reunión descubierta hasta ahora, calificándola desde inoportuna e inconveniente hasta de carácter delincuencial, opiniones que también la población enterada ha extendido con condenas y exigencias de su investigación judicial y castigo a sus responsables.

Todo parece centrarse en actitudes evasivas del resto de la dirigencia de Arena que rechaza haber estado enterada de tales reuniones con delincuentes, - porque fue más de una -, a pesar de declaraciones del actual diputado Ernesto Muyshondt quien ha asegurado que sí estaba enterada; hasta cáusticos señalamientos del alcalde Ruano contra el entonces candidato Norman Quijano, habiéndolo calificado de cobarde, después de haberse desligado de ellas.

Sin duda el escándalo trasciende a más que una pugna en Arena que no termina ahora, y que tiene para rato; pues ha impactado más profundamente en la opinión pública luego que el mismo Quijano había centrado su campaña por la presidencia en la inconmovible decisión, al borde de las lágrimas, de destruir las pandillas y maras, mientras sus aliados y agentes de campaña dialogaban y llegaban a acuerdos con aquellas.

Por otro lado, uno de los ejes de la campaña permanente del partido Arena contra los gobiernos del FMLN, y hasta la fecha, ha sido precisamente el esgrimir acremente, el señalamiento de que al menos el gobierno de Mauricio Funes habría pactado con las pandillas, durante la llamada tregua entre ellas; que logró, además de la notable reducción de muertes violentas por un período de casi un año, la atención de la comunidad internacional, contándose con la participación activa de algunos miembros de iglesias locales, y la misma Organización de Estados Americanos, entre otros organismos internacionales, incluyendo la presencia in situ del anterior secretario general, José Miguel Insulza.

Muchos observadores y analistas políticos también han destacado la gravedad del tema, además de poner en entredicho la posición ética y moral del partido Arena; entre ellos, el expresidente del Consejo Ejecutivo Nacional de Arena – con sus siglas COENA -, Walter Araujo, quien ha dicho esta semana que el mayor daño que el diputado Ernesto Muyshondt hizo a su partido, es haberles roto la credibilidad y seriedad, habiendo destruido y atomizado toda la posición política de Arena.

Por su lado, el abogado y ex diputado, también de derecha, Kirio Waldo Salgado, ha asegurado que con Arena se tuviera un gobierno manejado por el crimen organizado y las pandillas, de haber ganado las elecciones. Al mismo tiempo no descartó la posibilidad que grupos oscuros estén manejando las estructuras visibles del partido Arena, llegando a señalar que pudieran tener comandos o grupos de exterminio que estén asesinando para causarle problemas al gobierno. Concluyó diciendo que no solamente quieren causar un caos y derramar sangre salvadoreña, sino que además quieren que el país quiebre económicamente, y esto por objetivos políticos.

Todos los que se han manifestado, incluyendo la población en general, esperan que la Fiscalía General de la República actúe de manera responsable en la investigación de este delicado evento descubierto; mientras ya han sido citados a declarar, el miércoles de esta semana, el diputado y el alcalde que participaron en la reunión secreta con fines conspirativos.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


No hay comentarios:

Publicar un comentario