miércoles, 16 de marzo de 2016

Rousseff niega haber sobornado a relator del caso Petrobas

La presidenta brasileña calificó fuera de lugar que su nombre esté presente en un supuesto intento de soborno. | Foto: Reuters

Telesur  -   15 marzo 2016 

El jefe de la cartera de Educación de Brasil, Aloizio Mercadant, habría intentado comprar el silencio del senador Delcidio Amaral por su conocimiento en el caso Petrobas.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, rechazó este martes cualquier relación con las actividades personales que adelanta el ministro de Educación, Aloizio Mercadante, en el caso Petrobras.

A través de un comunicado, la jefa de Estado calificó fuera de lugar que su nombre esté presente en un supuesto intento de soborno contra el legislador Delcidio Amaral, uno de los relatores principales del escándalo de corrupción de la estatal petrolera. 

“Rechazo con vehemencia e indignación el intento de implicar mi nombre en la iniciativa personal del ministro Aloizio Mercadante", narra la nota divulgada este martes por la presidencia de Brasil.

En el texto, la mandataria asegura que en ningún momento aprobó un supuesto respaldo político y financiero al senador Delcidio Amaral a cambio de un acuerdo de delación premiada. 

De acuerdo con una fuerte allegada a la mandataria, la decisión personal de Mercadante sorprendió a todo el equipo de Gobierno de Rousseff, pues cuando se toman acciones de gran relevancia deben ser consultadas con el tren ministerial. 

El parlamentario que lideraba la bancada senatorial del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) dijo a las autoridades que el ministro de Educación actuó “como emisario de la presidenta” para pedirle que “tuviera calma y evaluara muy bien la conducta a tomar ante la complejidad del momento político que vive el país". 

Por su parte, el ministro de Educación niega rotundamente que ofreció sobornos al legislador Delcidio Amaral. "Jamás intenté impedir la delación premiada, en ningún momento lo hice", dijo Mercadante durante una rueda de prensa donde no ofreció detalles por la supuesta conversación telefónica que tuvo con Amaral. 

Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del Partido de los Trabajadores (PT) en el caso para solicitar su destitución de manera inmediata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario