viernes, 8 de abril de 2016

Cameron admite que tuvo dinero invertido en el fondo de inversión de su padre. Piden la dimisión

El primer ministro se deshizo de las participaciones antes de convertirse en el inquilino de Downing Street

Cameron, durante una reunión con el primer ministro de Nueva Zelanda, el 31 de marzo, en Washington. REUTERS / JOSHUA ROBERTS

EL PERIÓDICO  -  BEGOÑA ARCELONDRES
JUEVES, 7 DE ABRIL DEL 2016 - 23:30 CEST

El primer ministro británico, David Cameron, ha admitido que tanto él como su mujer se beneficiaron del fondo de inversión que tenía su padre, Ian Cameron, en un paraíso fiscal. “He tenido acciones en el pasado”, declaró en una entrevista a la cadena de televisión ITV. “Las vendí todas en el 2010, porque si iba a ser primer ministro no quería que nadie pensara que tenía otro tipo de compromisos o intereses. Samantha y yo hemos tenido una cuenta conjunta de 5.000 títulos en Blaimore Investment Trust, que vendimos en enero 2010. Tenían un valor de 30.000 libras (37.500 euros).” Cameron y su esposa se habían hecho con las acciones en 1997.

El primer ministro reveló también haber heredado de 300.000 libras, (370.000 euros) de su progenitor que murió en el 2010, sin especificar si la cantidad provenía o estaba relacionada de alguna forma del fondo de inversión 'offshore'. De acuerdo con la cadena de televisión Channel 4, Ian Cameron tenía 6.000 acciones en un segundo fondo de inversión basado en Guersey. Cuando murió en el 2010, esos valores pasaron a su familia.

David Cameron ha admitido que no hay forma de saber si el dinero recibido en la herencia forma parte de esas inversiones. “No tengo nada que ocultar”, señaló, pero su credibilidad se tambalea. Según la BBC, el primer ministro podría publicar sus declaraciones de impuestos, posiblemente la próxima semana, para tratar de limitar daños.

Cuando los 'papeles de Panamá' publicados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) salieron a la luz a principios de semana, el nombre de Ian Cameron apareció en ellos. El padre del primer ministro había creado un fondo de inversiones, Blaimore Investment Trust, registrado en las Bahamas, que figuraba en los documentos del bufete panameño Mossack Fonseca y del que era director.

PIDEN LA DIMISÍON

Había sido fundado en la década de los 80 y se trasladó a Irlanda en el 2012, dos años después de que su hijo se convirtiera en primer ministro. En sus 30 años de historia, Blairmore nunca ha pagado impuestos en el Reino Unido sobre sus beneficios. Sin embargo, Cameron niega que la compañía fue creada para eludir pagar impuestos.

Los expertos ponen en duda su afirmación. “Establecida como estaba en Panamá, con el tipo de acciones que utilizaba el fondo, es una invitación a eludir los impuestos”, afirma uno de los consultados

En días pasados, la prensa pidió explicaciones a Cameron, cuya primera reacción fue echar balones fuera.  “Es un asunto privado”, respondió una y otra vez la portavoz de Downing Street. Finalmente, el primer ministro se vio obligado a dar explicaciones y aseguró que ni él, ni su esposa, ni sus hijos se habían beneficiado de inversiones en paraísos fiscales.

"No tengo participaciones. Tengo mi sueldo como primer ministro y tengo algunos ahorros, con los que obtengo intereses. Y también tengo una casa", sin mencionar sus pasadas inversiones en la empresa paterna.

El diputado John Mann del partido laborista ha acusado a Cameron de “engaño y encubrimiento". “Como obtuvo las acciones es irrelevante. No tiene otra elección que la de dimitir”, ha señalado en un twitter.


No hay comentarios:

Publicar un comentario