sábado, 9 de abril de 2016

Cunha amenaza con abrir otros 9 pedidos de juicio a Rousseff

Eduardo Cunha es investigado por presunta corrupción. | Foto: Reuters

teleSUR 9 abril 2016 (Hace 2 horas 29 minutos)

El parlamentario Eduardo Cunha asegura que si el Supremo Tribunal Federal inicia un proceso de impeachment contra el vicepresidente, abrirá todos los pedidos de juicio a Dilma Rousseff.

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, advirtió este viernes que en caso de que no se apruebe un juicio político contra la mandataria de ese país, Dilma Rousseff, dará curso a otros nueve pedidos de impeachment.

Asimismo, indicó que si el Supremo Tribunal Federal (STF) inicia un proceso similar contra el vicepresidente Michel Temer, quien recientemente retiró su apoyo a Rousseff, será un claro indicio para que se abran todas las solicitudes de juicio a la presidenta.

"Si esta decisión del juez de la Corte tiene que ser implementada, no me quedan dudas de que todos los pedidos de juicio político contra la presidenta deberán ser abiertos también", dijo.

El juez Marco Aurelio Mello, del STF, informó recientemente que Temer podría ser sometido a impeachment por los mismos cargos que enfrenta la dignataria, acusada de "adulterar las cuentas durante dos años para disimular el déficit fiscal", debido a que, según la autoridad judicial, ambos firmaron los mismos documentos condenatorios.

La Mesa Directora de la Cámara de Diputados se reunió este viernes hasta horas de la madrugada para evaluar el proyecto, y se estima que el lunes próximo se le dé el visto bueno para el debate en el plenario de la Cámara baja.

En caso de que el plenario vote por la apertura de un juicio político contra Dilma Rousseff y el Senado le dé curso, la mandataria deberá dejar el cargo hasta que haya una sentencia definitiva.

En ese caso Temer podría asumir la presidencia provisoria. Y si el Senado se inclina definitivamente por la destitución, Temer completará el mandato, que vence el 1° de enero de 2019.

¿Quién es Eduardo Cunha?

Es el presidente de la Cámara brasileña de Diputados y quien autorizó abrir un juicio político con fines de destitución a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, tras considerar procedente una acusación por supuestas irregularidades fiscales ocurridas en 2015.

Se ha convertido en uno de los líderes en la convocatoria de la destitución Rousseff, bajo el alegato de que la Presidenta viola la ley brasileña por alterar  el presupuesto del Estado para permitir más gasto público y beneficiarse en su reelección.

El dirigente del oficialista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) que en septiembre pasado se declaró “independiente” y en marzo de este año retiró su apoyo a la presidenta, viene apoyando desde entonces causas de la oposición.

Cunha es investigado por su presunta participación en el escándalo de corrupción en la estatal Petrobras, sin embargo, en reiteradas oportunidades ha rechazado esa acusación y asegura que el Gobierno de Rousseff pretende hundirlo.

Sobre él recaen varias investigaciones por lo que serían sus actividades ilícitas. En el año 2000 salió ileso de una emboscada a tiros contra él y un diputado aliado en Río de Janeiro cuando era acusado de arreglar licitaciones.

En octubre de 2015, las autoridades brasileñas pusieron en marcha una investigación penal por lavado de dinero, luego de que las autoridades suizas proporcionaran a los fiscales brasileños los detalles de cuatro cuentas bancarias suizas en su nombre.


Previamente intentó persuadir a la oficina del fiscal general para proteger a los políticos que sirven con la inmunidad parlamentaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario