jueves, 7 de abril de 2016

Los círculos infantiles acunan a la niñez cubana

Radio Rebelde  -  2016-04-07 13:28:08 / web@radiorebelde.icrt.cu / Teresa Valenzuela García

Los niños crecen felices en los círculos infantiles. Foto: Teresa Valenzuela García.

Este 10 de abril se conmemorará el aniversario 55 de los círculos infantiles, instituciones que desde 1961 contribuyen al desarrollo pleno y feliz de los niños.

Son varias las generaciones de cubanos que crecieron acunadas por las seños quienes con todo el amor del mundo las prepararon para vida, y hoy son hombres y mujeres de bien.

Mirian Emiliana Triguero, directora del círculo infantil Los Patrulleritos, del municipio La Habana del Este confiesa que no obstante llevar 35 años de trabajo en esas instituciones ,aún se sobresalta cuando oye a un pequeño llorar, o escucha que llaman a la enfermera, porque significa que algún niño está enfermo. Sin embargo, la algarabía y el bullicio en los salones le producen una inmensa alegría.

Recuerda sus comienzos en el círculo infantil Guillermo Pieq, del municipio capitalino del Cerro donde laboró dos cursos como asistente; allí se formó como educadora y al unísono continuó la licenciatura en un centro universitario municipal, y la concluyó en la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona, de La Habana.

Consciente de las tareas que debe de cumplir una directora comentó a Radio Rebelde que ese cargo requiere estar al tanto de todos los procesos que tienen lugar como parte del horario de vida de los niños.

Mirian Emiliana Triguero rodeada de sus niños en el círculo infantil Los Patrulleritos, de Alamar. Foto: Teresa Valenzuela García.

“ No debe de faltar la exigencia ante las tareas cotidianas para que la familia se sienta satisfecha y la mamá acuda al trabajo sin la más mínima preocupación sobre el cuidado de su niño o niña”-afirmó-.

Aunque son innumerables los momentos felices vividos en la institución, en ocasiones son difíciles. Menciona cuando algún pequeño se enferma en el horario de la tarde que no está la enfermera, o cuando se va la electricidad y aún no se concluyó el proceso de cocido de la comida, y tiempos atrás que no se totalizaban el número necesario de educadoras en los salones y las actividades se realizaban con mayor dificultad porque era mayor la cantidad de pequeños que cada de las seños atendía.

Para la experimentada educadora una de las mayores satisfacciones de estos años es verlos crecer. “Los niños me saludan en las calles con cariño y uno se da cuenta al reconocerlos que estuvieron en el círculo en determinados años de sus vidas”.

Otro de los goces-afirma la directora-, es contribuir a la incorporación de la mujer al trabajo en todas las esferas de la sociedad, objetivo que desde sus comienzos tuvieron los círculos infantiles .Así lo concibió su creador el Comandante en Jefe Fidel Castro, genial idea que materializó la Federación de Mujeres Cubanas liderada por su presidenta fundadora Vilma Espín.


No hay comentarios:

Publicar un comentario