miércoles, 6 de abril de 2016

“PANAMA PAPERS”. DESMESURA DE LA CORRUPCIÓN

Jorge Gómez Barata

Si usted creyó que la corrupción de alto estándar tenía límites se equivocó. En lugar de suprimirla la legalizaron, y púdicamente la alejaron de sus costas. Es lo que significa “Offshore” y “Paraíso Fiscal”.

Once millones y medio de documentos que cubren unos cuarenta años de actividad bancaria, financiera, y comercial fraudulenta, revelada por una filtración, (hackeo), a la firma panameña Mossack Fonseca, ha implicado en maniobras sospechosas a 72 jefes de estado o gobierno, reyes y miembros de la realeza europea y levantina. Se destacan también estrellas del deporte, el cine, y el espectáculo. No faltan parientes relevantes. 

Lo revelado son las conclusiones de una investigación realizada sobre documentos extraídos de los archivos del bufete Mossack Fonseca. El acucioso trabajo se efectuó por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que movilizó a más de 300 reporteros de 107 diarios y otros medios de 78 países que manejan 25 idiomas, quienes durante más de un año analizaron los documentos.

BANCA OFFSHORE (ALEJADA DE LA COSTA) 

Este tipo de bancos surgió a mediados del siglo XX, y con la desregulación neoliberal y las flexibilidades otorgadas al movimiento de capitales se ha convertido en un eslabón fundamental de las finanzas globales. Son entidades bancarias privadas, registradas como firmas extraterritoriales, establecidas en los “paraísos fiscales”. La paradoja es que se trata de firmas legales, con licencia y protección para realizar actividades ilícitas.

Debido a que no rinden cuenta a ningún gobierno, la banca offshore es ideal para ocultar y lavar dinero ilícito, transferir grandes sumas, guardar fortunas por las cuales no se pagan impuestos, y realizar operaciones sin tributar. La mayor parte de estos bancos trabajan con sumas considerables, generalmente no aceptan depósitos inferiores al millón de dólares.

Obviamente, la banca offshore puede haberse convertido en un importante eslabón para la financiación del terrorismo, el narcotráfico, y el contrabando en gran escala.

MOSSACK FONSECA

Mossack Fonseca es una firma de abogados con casa matriz en Panamá y sucursales en unos 40 países. Fue fundada en 1986 por Jürgen Mossack y Ramón Fonseca Mora. Su principal negocio es la formación de empresas y sociedades “offshore”, cuyo número alcanza las 240 000. Sus mejores clientes, además de particulares extremadamente ricos y poderosos, son bancos, bufetes de abogados, firmas contables y de seguros. La empresa nunca había sido vinculada a actividades delictivas.

Jürgen Mossack nació en Alemania en 1948. Emigró a Panamá en los años 60. Es abogado. En 1977 se asoció con Ramón Fonseca Mora. Así nació el Grupo Mossack Fonseca, dedicado a prestar servicios legales y fiduciarios.

Por su parte Ramón Fonseca Mora nació en Panamá en 1952, es abogado y licenciado en Ciencias Políticas en las universidades de Panamá y London School. Es escritor de ficción, ex seminarista, durante cinco años funcionario de Naciones Unidas, y hasta hace poco consejero del presidente de Panamá.  

En su defensa la firma alega que solo se dedica a crear empresas, no a operarlas, y así se desliga de su actividad. El escándalo de los Panamá Papers se vincula a otras operaciones de corrupción como las de Petrobras y la FIFA, y su primera baja de alto nivel es el Primer Ministro de Islandia, que renunció apenas cuarenta y ocho horas después de revelarse la información. 
La historia recién comienza. Prometo mantenerlos al tanto. Allá nos vemos.

La Habana, 06 de abril de 2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario