martes, 3 de mayo de 2016

COMENTARIO DE RADIO MAYA VISIÓN: EN EL SALVADOR, LOS GOLPISTAS NO PASARÁN

RMV  -  02 DE MAYO DE 2016

Durante la conmemoración del centésimo trigésimo aniversario del sacrificio de los mártires de Chicago, el pasado uno de mayo, líderes sindicales, dirigentes políticos, entre ellos el Presidente de la República y el Secretario General del FMLN, unidos a miles de trabajadores declararon a viva voz que en El Salvador los golpistas NO PASARÁN.

La pregunta que de forma natural podemos hacernos es: ¿A cuáles golpistas se refieren los dirigentes de la izquierda salvadoreña?

La respuesta se relaciona con la nueva forma en que el imperio promueve los golpes de Estado en Latinoamérica, conocida como golpe de Estado suave o blando, llamado así porque ya no se aplican formas que requieren del uso de las armas convencionales.

El golpe de Estado suave es una estrategia ideada por el estadounidense vinculado a la CIA, Gene Sharp, quien considera que "la naturaleza de la guerra en el siglo XXI ha cambiado (...) Nosotros combatimos con armas psicológicas, sociales, económicas y políticas" por ello, las acciones naturales contra un gobierno legítimamente constituido que impulsan sus detractores son: el boicot económico, la manipulación informativa, la movilización y la infiltración de gente violenta en manifestaciones, la promoción de ingobernabilidad, el desabastecimiento y el enjuiciamiento con razón o sin razón de funcionarios o exfuncionarios, enarbolando la bandera de la corrupción.

La receta de Gene Sharp consiste en desarrollar de forma secuencial o paralela cinco etapas: La primera es promocionar un clima de malestar en la sociedad, destacando  denuncias de corrupción, como las que realiza la sección de Probidad; la segunda consiste en desarrollar intensas campañas en defensa de la libertad de prensa y de los derechos humanos, acompañadas de acusaciones de totalitarismo contra el Gobierno; la tercera etapa se centra en la lucha activa por reivindicaciones políticas y sociales y la manipulación de grupos para que realicen manifestaciones y protestas violentas, amenazando las instituciones, como es el caso de los veteranos de guerra, transportistas y policías descontentos; la cuarta etapa pasa por ejecutar operaciones de guerra psicológica y desestabilización del Gobierno, creando un clima de "ingobernabilidad", la violencia gráfica en las redes sociales es un buen ejemplo de estas acciones; y la quinta etapa tiene por objeto forzar la renuncia del Presidente de turno, mediante revueltas callejeras, recordemos que a mediados de julio del 2015, el FMLN desarticuló una acción de calle de la derecha que pretendía iniciar una campaña para promover la renuncia del Presidente de la República.

La receta de Gene Sharp fue aplicada con éxito en Honduras y Paraguay, ahora se le aplica a Venezuela, Bolivia, Brasil y Ecuador. En El Salvador es evidente la actividad golpista con los bloqueos financieros de la Sala de lo Constitucional, la oposición de ARENA al financiamiento de las medidas extraordinarias de seguridad, la oposición de ANEP a un salario mínimo digno y al establecimiento de un sistema solidario de pensiones, de tal manera que el pueblo debe reconocer que éstos son los golpistas que en El Salvador, no pasarán.

RMV Comunicación Total

No hay comentarios:

Publicar un comentario