martes, 3 de mayo de 2016

Destacan prontitud de envío de rescatistas salvadoreños a Ecuador

Por Odalys Troya

San Salvador, 3 mayo (PL) El subdirector general de Bomberos en El Salvador, Baltasar Solano Flores, destacó hoy la decisión oportuna y rápida del presidente Salvador Sánchez Cerén de enviar un grupo de rescatistas a Ecuador, tras el terremoto del 16 de abril.

En entrevista con Prensa Latina, Baltasar, quien estuvo al frente del Grupo de Búsqueda y Rescate Urbano (USAR, por su sigla en inglés), detalló que 50 miembros del Cuerpo de Bomberos, Policía Nacional Civil, Cruz Verde, Cruz Roja Salvadoreña y Comandos de Salvamento integraron el equipo.

A solo 29 horas del movimiento telúrico de 7,8 grados, el grupo pisó tierra ecuatoriana y las autoridades de ambos países le facilitaron la viabilidad para trabajar enseguida en todos los lugares donde fue necesario, resaltó.

El jefe de USAR también expresó su gratitud al pueblo ecuatoriano por la hospitalidad con que los recibieron, expresadas de distintas formas: personalmente e incluso a través de cartas que les hicieron llegar niños y familias albergadas.

"Gracias" fue la palabra más frecuente que recibieron por su apoyo a los ecuatorianos, quienes sufrieron la embestida del más potente terremoto de las últimas décadas que azota al país suramericano, dijo.

Enfatizó que la experiencia adquirida en Ecuador la capitalizarán con el fin de fortalecer la capacidad para ser más eficiente y más eficaces en situaciones similares que pudieran darse en El Salvador y cualquier lugar a donde tengan que acudir.

Recordó Portoviejo, Manta y Pedernales fueron las ciudades más grandes donde tuvieron que intervenir y había casas, edificios totalmente colapsados bajo los cuales fallecieron muchas personas.

Asimismo, había comunidades como El Tomatal, Chacras Adentro, en Manabí que antes del sismo estaban inundadas y luego el terremoto generó más daños aún, explicó.

Destacó que el Grupo USAR fue autosuficiente -con alimentos y equipos- por lo tanto no se convirtió en una carga para Ecuador que estaba muy afectado.

Dentro del colectivo de rescatistas, la única mujer, la doctora Beatriz Monroy, manifestó sentirse cuidada y con plenitud de apoyo de sus compañeros para el trabajo.

Comentó que la situación en tierras ecuatorianas era muy complicada por el gran daño que ocasionó el sismo, pero que el equipo salvadoreño estaba listo para dar lo mejor de sus capacidades y ayudar a tantas personas necesitadas.

También agradeció la hospitalidad y el afecto que les brindó el pueblo ecuatoriano pese al terrible momento que están viviendo.

El terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter del pasado 16 de abril provocó la muerte a 660 personas, más de seis mil familias requirieron albergue producto de la destrucción de seis mil 998 construcciones y afectaciones a otras dos mil 740.

El pasado sábado, el jefe de Estado de El Salvador reconoció públicamente en su espacio Gobernando con la gente al grupo por haber representado a El Salvador en esta noble y solidaria misión.

to/otf


No hay comentarios:

Publicar un comentario