lunes, 2 de mayo de 2016

Llega hoy a La Habana crucero Adonia que reabre ruta EE.UU-Cuba

ACN   02 Mayo 2016 10:13 | Jorge Legañoa Alonso

Y llegó el Adonia...  Foto Jorge Legañoa Alonso

La Habana, 2 may (ACN) El crucero Adonia, propiedad de la compañía Fathom, filial de Carnival Corp., que reabre la ruta marítima entre Estados Unidos y Cuba, atracará hoy a media mañana en la Terminal de Cruceros Sierra Maestra de esta capital.

   Adonia, primer crucero estadounidense que en más de medio siglo fondeará en la Bahía de La Habana, hará una parada de dos días en la capital antillana para luego continuar viaje hacia los puertos de Cienfuegos y Santiago de Cuba, con regreso al sur de Florida el ocho de mayo y un itinerario a la Isla que se repetirá cada dos semanas.

   Según el programa que publicó Fathom en su sitio web, durante las dos jornadas habaneras los enrolados en esta expedición realizarán actividades culturales y de camino a Cienfuegos experimentarán la "inmersión cultural" en las aguas del Caribe.

   La excursión no contará con visitas a las playas cubanas debido a que las actividades de ocio no se encuentran entre las 12 categorías autorizadas por el gobierno de Estados Unidos para que ciudadanos de esa nación viajen a Cuba.

   Entre los motivos que permite el gobierno norteamericano están la realización de actividades religiosas, familiares, periodísticas o culturales, pero en ningún caso turísticas, pues esta área sigue vetada por la Ley de Reforma de las Sanciones Comerciales y Ampliación de las Exportaciones, aprobada por el Congreso estadounidense en el año 2000.

   Roger Frizzell, portavoz de Carnival, señaló que el viaje es la experiencia de un crucero tradicional, donde se irá a “ver los paisajes y visitar a la gente”; sin embargo, aunque los estadounidenses viajan en una motonave utilizada usualmente con fines turísticos, en la Isla no podrán realizar actividades de este tipo, por las restricciones del bloqueo a la Mayor de las Antillas.

   “Siete días que cambiarán la forma de ver el mundo"; de esta forma promociona Fathom el viaje de una semana a Cuba que aseguran, hasta en el aire se respirará emoción, pues a bordo del barco podrán disfrutar de películas cubanas y de la tradicional música y cocina criolla de la perla del Caribe.

   El buque, que partió poco después de las cuatro de la tarde de este domingo desde Miami, –remodelado en 2011 tras 10 años en explotación, tiene capacidad para 710 pasajeros y 381 tripulantes– fue el escogido por Carnival, la compañía más grande de cruceros del mundo, para reabrir la ruta entre EE.UU y Cuba.

   Carnival suscribió el pasado 21 de marzo acuerdos con la agencia de viajes de la Isla, Havanatur Celimar, lo que permitió se iniciara una nueva era en las comunicaciones marítimas entre los dos países, separados apenas por 144 kilómetros de mar.

  Según se informó, en el Adonia viajan media docena de cubanoamericanos, los primeros que arribarán por vía marítima luego de que Cuba autorizara recientemente la entrada y salida de ciudadanos cubanos, con independencia de su condición migratoria, en calidad de pasajeros y tripulantes en cruceros.

   La medida se dio a conocer luego de que se prohibiera durante décadas, a causa de atentados terroristas que sufrió el pueblo de la Isla y los cuantiosos recursos suministrados mediante esa vía, como apoyo a grupos armados contrarrevolucionarios.

   A causa del bloqueo de Estados Unidos, el sector del turismo en Cuba sufrió entre 2014 y 2015 severas afectaciones en importantes esferas relacionadas con los servicios, las operaciones y aseguramientos logísticos por valor de mil 506 millones de dólares.

   Aun cuando los acuerdos entre los dos gobiernos, anunciados por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama el pasado 17 de diciembre, crearon condiciones favorables para un incremento significativo de las visitas de norteamericanos a la Isla, el bloqueo mantiene la prohibición de los viajes turísticos de estadounidenses a Cuba.

    De no existir las regulaciones del bloqueo, la Mayor de las Antillas se favorecería de los 140 cruceros que operan semanalmente en el área del Caribe y cuyo mercado principal es el norteamericano.

  Fuentes de la Cancillería cubana aseguraron que la Isla podría aprovechar la capacidad operativa creada para recibir aproximadamente un millón 200 mil cruceristas, y realizarse más de mil escalas de esos buques en un año, lo cual generaría ingresos por más de 139 millones de dólares.

   La inauguración de la ruta del Adonia ocurre en el contexto del proceso hacia la normalización de vínculos que comenzó con el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, la reapertura de las respectivas embajadas en Washington y La Habana en julio y agosto de 2015 y la vista del presidente Obama a la capital cubana en marzo pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario