sábado, 7 de mayo de 2016

San Salvador comienza a mostrar su rostro más bello

Desinstalación de ventas callejeras frente a Catedral, al oriente, y Palacio Nacional, al sur; en diagonal Plaza Gerardo Barrios (Cívica). Foto Alcaldía de San Salvador

San Salvador, 5 may (PL) Unas 20 cuadras del centro histórico de San Salvador lucen hoy irreconocibles luego del inicio del reordenamiento impulsado por la alcaldía capitalina.

Decenas de vendedores informales que ocupaban áreas de las calles alrededor del Palacio Nacional, una joya arquitectónica y cultural de esta ciudad, fueron reubicados voluntariamente en otra zona, lo cual genera más movilidad y tranquilidad para los transeúntes.

Estas reubicaciones forman parte del plan integral de reordenamiento de San Salvador que se ejecutará en tres etapas con una inversión de 100 millones de dólares.

La iniciativa impulsada por la Alcaldía de San Salvador, encabezada por Nayib Bukele del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), contempla la creación de áreas peatonales, reordenamiento del comercio y el transporte.

Asimismo, la calle Delgado frente al Teatro Nacional, otra edificación de gran valor patrimonial, fue liberada de 47 estructuras metálicas donde por años los vendedores mantenían su trabajo sin ningún tipo de condiciones laborales.

"Son 141 comerciantes que se han sumado al reordenamiento de la capital y que se han trasladado a ubicaciones temporales habilitadas por el Gobierno de San Salvador", señala un comunicado de la Alcaldía.

En esa misma línea la plaza José de San Martin, los alrededores de la Biblioteca Nacional y otras áreas empiezan a emerger de estructuras fusiformes que ocultan la belleza de esta ciudad.

Muchos vendedores llegaron a un acuerdo para ser reubicados sin las represiones de antaño como la ocurrida en mayo de 2007, cuando unos 200 miembros de la Unidad del Mantenimiento del Orden lanzaron gases lacrimógenos y de pimienta, así como balas contra los comerciantes.

Con esta iniciativa, la alcaldía de San Salvador busca rescatar, conservar y renovar el patrimonio cultural del Centro Histórico.

Prevé la colocación subterránea de los cables de electricidad y telefonía y la construcción de un nuevo y moderno mercado donde los vendedores tengan condiciones decentes y dignas de trabajo.

lam/otf


No hay comentarios:

Publicar un comentario