lunes, 13 de junio de 2016

EU.- ELECCIONES.- ADIVINA, ADIVINADOR

Por Dr. Néstor García Iturbe

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos están entrando en la fase final.

Dentro de pocas semanas tendremos las Convenciones de los únicos dos partidos que aparecerán en la boleta electoral en toda la nación, tal y como establece la llamada democracia representativa, estructurada para eliminar cualquier competencia a los partidos tradicionales defensores del “establishment”. Esas son las llamadas elecciones libres.

No podemos decir que la lucha dentro de los dos partidos ha terminado.  Entre los llamados republicanos se mantienen los esfuerzos por controlar a Trump y acercarlo a las posiciones del partido, los endosos que ha recibido últimamente de figuras importantes indican que en eso están trabajando, sobre todo para llegar lo más unido posible  a las elecciones de noviembre y tratar de que gane las elecciones presidenciales.

También los intereses que estos representan tratan de lograr algún avance con Trump, con el fin de asegurar que el vicepresidente sea una figura de toda confianza, así como los Secretarios de ocuparan posiciones claves como Estado, Defensa, Tesoro, Comercio y Seguridad Nacional, es importante controlar el dinero y eso tratará de hacer la cúpula partidaria que no debe tener mucha confianza en que Trump decida individualmente sobre estos cargos y otros de importancia.

Lo más importante, controlar a Trump, tratar de mejorar su imagen y como se dice en muchas ocasiones cruzar los dedos (cross your fingers).

En el campo de los que se denominan demócratas tampoco puede pensarse que la batalla ha terminado.  Una parte de ella terminará cuando se nomine en la Convención a la persona que aspirará a la presidencia.

Quizás ustedes se sorprendan que yo no diga que será Hillary, como han proclamado algunos medios de prensa y “especialistas en la materia” nacionales y extranjeros.

No puede dudarse de que Hillary tiene grandes posibilidades, pero muchos órganos de prensa estadounidenses, algunos de los más fuertes defensores del sistema, la han mencionado como la “virtual” candidata del partido, palabra que expresa tiene todos los delegados para serlo, pero que consideran aún pudiera pasar algo que no lo sea.

Obama se reunió con Sanders, para tratar de lograr la paz y sobre todo la unidad en el partido, algo importante para poder derrotar a Trump.  Sanders agradeció el que hablaran con él, pero expresó que continuaría luchando hasta la Convención.

¿Por qué dice eso Sanders?

En estos momentos  Hillary tiene el voto de  2784 delegados y Sanders el de 1877.

Dentro de los votos de Hillary están los de 581 superdelegados y dentro de los de Sanders el de 49.

De acuerdo con el registro estadístico de donde copie estos datos , debe tomarse en consideración la nota que los mismos tienen debajo:

Los delegados electos se basan en las elecciones primarias del estado, mientras que los superdelegados pueden apoyar a cualquier candidato. Los resultados de los delegados no son definitivos hasta la convención de julio.

Seguramente que Sanders conoce esto y la cuenta es muy sencilla, si la cúpula partidaria determina que los superdelegados apoyen a Sanders y esto fuera posible, la cuenta de Hillary sería 2784 – 581 = 2,203.  La de Sanders sería 1877 + 581 =  2,458.

Esto considero  es poco probable que suceda, Hillary está más identificada con los intereses de los llamados demócratas que Sanders con sus idea de un socialismo democrático, pero es evidente que este último dice que se mantiene en la pelea porque tiene esperanzas de poder mover la muralla, por grande y fuerte que esta parezca.

Si la figura de Trump no se hace más aceptable para los que piensan votar, entonces Hillary tiene asegurada la nominación, si eso no sucede, Sanders tiene  posibilidades.

He recibido algunos datos sobre el abstencionismo, quienes se abstienen de votar, que se espera en estas próximas elecciones, la cantidad de votantes por raza y nivel económico, que voy a reservarlos para un artículo futuro, para no cansarlos mucho en estos momentos.

La Habana, 11 de junio 2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario