miércoles, 20 de julio de 2016

Daniel Ortega: la Revolución Sandinista sigue viva tras 37 sin dictadura

"Ahora somos comandantes de nuevas batallas que estamos librando, no con los fusiles sino con las ideas", aseveró Ortega. | Foto: AVN

Telesur  -   19 julio 2016

"Acabar con el analfabetismo fue la consigna revolucionaria", recordó el mandatario Daniel Ortega en el 37 aniversario de la Revolución Sandinista.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, afirmó este martes que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) nació del pueblo y la Revolución sigue viva porque produjo cambios radicales en la nación desde el derrocamiento de la dictadura de los Somoza el 19 de julio de 1979. 

Durante la celebración del 37 aniversario de la Revolución Sandinista en Managua, con miles de nicaragüenses, Ortega recordó que durante la dictadura había un alto nivel de analfabetismo, que les permitía controlar a la población. "Un pueblo sin conocimiento, sin cultura es  fácilmente doblegable", explicó.

Por ello, el mandatario aseveró que la primera batalla de la Revolución Sandinista fue acabar con el analfabetismo.

Este martes, miles de nicaragüenses se concentraron en la Plaza de la Fe Juan Pablo II, de Managua, para celebrar el 37 aniversario de la Revolución Sandinista, que abrió una nueva etapa de profundos cambios para Nicaragua y América Latina.

En el festejo participaron el mandatario Daniel Ortega, la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, e invitados internacionales como los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y el vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

En su intervención, Sánchez Cerén aseguró que el triunfo de la Revolución Sandinista hace 37 años ayudó a la liberación de toda América Latina. "Conmemoramos una gesta heroica, un ejemplo de dignidad, que abrió una nueva era de justicia y libertad", expresó.

Por su parte, el presidente venezolano Nicolás Maduro resaltó que la victoria de la Revolución Sandinista ocurrida el 19 de julio de 1979 permitió el despertar rebelde de los pueblos de América Latina, en favor de los valores independentistas.

"Hace 37 años nuestra generación aun joven, muy joven, vimos en el pueblo de Nicaragua una luz que se encendía nuevamente, un día como hoy, con la victoria de la juventud sandinista, sentimos toda la victoria de esa América que se levantaba en rebeldía", exclamó desde Managua.

En contexto

El 19 de julio de 1979 el FSLN puso fin a la dictadura de Anastasio Somoza Debayle, el último de esa familia que ocupó el poder, y desde entonces emprendió una serie de cambios trascendentales en el país, como una campaña de alfabetización y una reforma agraria, entre otras acciones revolucionarias. 

Sin embargo, el FSLN perdió en las elecciones en 1990 ante una coalición que reunió a todas las fuerzas políticas opositoras.

Diecisiete años después, por la vía de las urnas, el Frente retornó al gobierno para iniciar una segunda etapa que muestra cambios sustanciales en todos los órdenes, aplaudidos y reconocidos por diversos países y organismos internacionales.

Actualmente, Nicaragua es considerado uno de los países más estables y seguros de la región, al tiempo que está en condiciones de despuntar como una de las economías más importantes de Centroamérica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario