sábado, 16 de julio de 2016

Mike Pence, «el peligroso plan» de Trump

El compañero de fórmula de Donald Trump y gobernador de Indiana desde 2013 es bien conocido por sus posiciones de derechas divisorias e impopulares, donde solo se favorecen a los multimillonarios

Mike Pence. Político estadounidense, miembro del Partido Republicano. Autor: Reuters

Juventud Rebelde - Juana Carrasco Martín
juana@juventudrebelde.cu
15 de Julio del 2016 23:09:31 CDT

Lo dijo la rival, Hillary Clinton, elegir al gobernador de Indiana, Mike Pence, como compañero de boleta electoral para el 8 de noviembre, prueba «el peligroso plan para Estados Unidos» de Donald Trump. Es «el candidato a vicepresidente más extremo en una generación».

Como se ha hecho habitual, el ataque fue escrito en la cuenta de Twitter de la candidata demócrata, tras el anuncio como aspirante a la vicepresidencia. El equipo Clinton no fue remiso en calificativos a Pence: «increíblemente divisor e impopular», por su historial de medidas discriminatorias y las económicas «fallidas» que favorecen a los multimillonarios. Esto último no muy entendible pues a la ex secretaria de Estado se le ubica como una carta de Wall Street.

En verdad, Pence tiene lo suyo. «Cristiano, conservador y republicano, en ese orden, se autodefine este político, gobernador de Indiana desde 2013, que hizo carrera desde 2001 en la Cámara de Representantes, siempre opuesto a la reforma migratoria del presidente Barack Obama, y firmante de una ley que permite negar servicios a homosexuales, basados en motivos religiosos, la que suma a otra ley que prohíbe abortar por discapacidad del nonato.

Estas características que le asemejan a Trump, son puestas junto a otras que le dan la condición de contrapeso y una «opción de consenso», dicen algunos, porque el magnate, un outsider de la política (ajeno a las fuerzas de gobierno) no es bien visto entre la cúpula del Partido Republicano y tampoco tiene total confianza de los votantes ultraconservadores y del influyente sector evangélico, que sí confían en Pence, uno de los primeros líderes republicanos en integrarse al movimiento de extremo conservadurismo conocido como el Tea Party.

Mientras Trump no es precisamente un dechado en los valores familiares cuando va por su tercer matrimonio, Mike Pence sí los aplica. Se le considera disciplinado, relativamente discreto, capaz de recaudar más dinero para la campaña de esas fuerzas de la derecha —se destaca por sus fuertes vínculos con los multimillonarios hermanos Koch, quizás los más fuertes donantes políticos para los conservadores tradicionales.

Aunque analistas estiman que Pence no ampliará mucho la base de votantes lograda por Trump con sus estridentes declaraciones, el ahora aspirante a la vicepresidencia, que será oficializado en la Convención Nacional Republicana que se inicia el lunes en Cleveland, pudiera aportarle serenidad, seriedad y mesura, decía una agencia noticiosa.

Mike Pence comunicó en Twitter que está «honrado» en acompañar a Trump para «hacer a América grande otra vez», como dice la campaña del multimillonario. Esa «América» es, por supuesto Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario