jueves, 28 de julio de 2016

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 29 DE JULIO DE 2016


En los últimos días en El Salvador se viene debatiendo sobre la difícil situación fiscal del país, acentuada por las indefiniciones aún sobre un nuevo sistema de pensiones, cuya deuda afecta mayoritariamente la carga en la hacienda pública; así como las denunciadas elusión y evasión fiscal, y los repetidos reveses de la actual administración en sus proyectos financieros para adquirir recursos, debido principalmente a resoluciones judiciales en contra de los últimos meses.

Esta misma semana se ha dado a conocer en la capital, San Salvador, un estudio del Fondo Monetario Internacional que reafirma dicha crisis que podría llevar a la insolvencia; ocasión en que se hicieron públicas las recomendaciones de la entidad financiera internacional que se anticipaban, como la de incrementar el IVA del 13 al 15 por ciento, la reducción de los gastos del estado, la implementación de los impuestos: predial y del patrimonio.  Junto a ello, también la necesidad de aprobar una Ley de Responsabilidad Fiscal.

Panorama que en su conjunto se ajusta como el anillo al dedo de los consuetudinarios opositores al gobierno del FMLN, que han aprovechado la ocasión para aparecer en la foto, y destacar algunas de dichas medidas como prioritarias para presionar y doblegar las posiciones de la actual administración, que son las de mantener los programas sociales y los subsidios.

Desde hace meses el gobierno de Salvador Sánchez Cerén ha venido bregando por la aprobación de sus propuestas para financiar los déficits del presente; que en su mayoría provienen de las deudas del pasado y de la creciente carga previsional, heredera del modelo de pensiones que se impuso en la década de los 90, en medio de la efervescencia neoliberal.

En dicho sentido, el secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, ha hecho énfasis al decir que cualquier decisión que se tome en materia fiscal debe proteger lo más que se pueda a los sectores de más bajos ingresos. Afirmó que el país necesita establecer de manera rigurosa cuál es la tendencia que debe existir en el gasto y en el crecimiento de los ingresos fiscales.

Igualmente reconoció que en los últimos días se dialoga con todas las fuerzas políticas del país para avanzar en la aprobación de la Ley de Responsabilidad Fiscal, así como de los 1,200 millones de dólares en financiamiento; esto último necesario para compensar a los sectores de más bajos ingresos.

El funcionario ha asegurado que ambas medidas son la base para avanzar en la negociación de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, recordando que a lo largo de los años el país ha ido expandiendo su endeudamiento, más que todo el previsional, que crece aceleradamente, y que para este año representaría dos terceras partes del déficit.

Este escenario de negociaciones se ha hecho público primero a través de informaciones filtradas a algunos medios digitales que lo aseguraron hace unos días, y que ahora oficialmente se acepta.

Por el momento no puede asegurarse cuál será el rumbo inmediato que esto tendrá, pues al margen del receso legislativo por las vacaciones de una semana a inicios de agosto, la puja de posiciones entre la administración y los sectores de extrema derecha de la oposición seguirá tensionándose.

Estos últimos sectores no esconden su entusiasmo por la coyuntura que según ellos arrecia, les favorece a sus planes político-electoreros. No muchos de ellos muestran sincera preocupación por el futuro inmediato de la población salvadoreña; más bien parecen aferrados a los deseos de ver derrumbarse un proyecto que ellos consideran derrochador y populista, negando ser artífices del guion; como es el caso del incremento al IVA, que ahora lo evaden como papa caliente, asegurando que nunca lo habrían propuesto como solución.

Por otro lado, muy poco comentan sobre las otras propuestas de FMI, como la inclusión de los impuestos predial y del patrimonio; cargo del que por muchos años se han desatendido y considerado como inadecuados para la economía siquiera considerarlo, luego que fuera en la primera administración de su partido Arena, la de Alfredo Cristiani, cuando se abolió el impuesto del patrimonio.

Como consecuencia de la polarización de las posiciones, al menos por el momento, deberá esperarse que por presiones internacionales se concreticen las medidas que para muchos son urgentes, a tal grado de pronosticar períodos perentorios para antes del mes de octubre del presente año.

Sin duda, la inclinación hacia donde cursen las tendencias de este nuevo ajuste, y las posibles consecuencias a favor o en contra de las llamadas mayorías, dependerá primordialmente de la fortaleza de las posiciones en todo sentido de la actual administración, para ser capaz de sostener lo que se ha defendido como principios ineludibles.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


No hay comentarios:

Publicar un comentario