jueves, 4 de agosto de 2016

Brasil: comisión vota a favor de juicio político a Rousseff

De ser aprobado el informe, el mismo será presentado el próximo nueve de agosto ante el pleno. | Foto: EFE

Telesur  -   4 agosto 2016 (Hace 1 hora 56 minutos)

La comisión especial está conformada por 21 senadores, de ellos, 14 votaron a favor de la destitución de Rousseff.

La comisión especial dio inicio este jueves a la votación sobre el informe que presentó el pasado martes el relator del proceso, Antonio Anastasia, quien votó por la destitución de la presidenta, Dilma Rousseff, y solicitó que sea sometida a juicio político porque según, existen “plenas razones” para ello.

La votación se da entre los 21 senadores que conforman la comisión especial que fue designada para la investigación de los delitos que se le acusa a la mandataria.

Antes de iniciar a la votación, el presidente de la comisión, el senador Raimundo Lira, otorgó cinco minutos para que todos los congresistas dieran sus razones para la decisión que tomen sobre el informe.

Si el informe es aprobado por la mayoría de los senadores, este será presentado en el pleno de la Cámara Alta y el próximo 9 de agosto se dará la votación para definir si Rousseff debe o no ser enjuiciada.

Para que esto ocurra, se necesita el voto de la mayoría simple de los senadores (41 de 81) y de obtenerlo, corresponderá al presidente del Supremo Tribunal Federal convocar el juzgamiento de la Jefa de Estado.

A partir del 25 de agosto podrá realizarse el juicio final contra la dignataria separada de su cargo el 12 de mayo.

De ocurrir todo lo contrario, Rousseff deberá ser absuelta y podrá recobrar el poder.

El abogado de Rousseff, José Eduardo Cardozo, ha dejado claro que no existe ni un solo elemento con validez suficiente para sustentar el juicio político contra la mandataria. 

Analistas interpretan este juicio político como un golpe de Estado parlamentario contra el Gobierno progresista y un atentado feroz contra las políticas sociales. 

En la misiva que envió el pasado miércoles al Senado, Rousseff advirtió que la posible interrupción de su mandato representaría un riesgo para todo el país, porque "un gobierno sin respaldo popular no resolverá la crisis porque él mismo será la crisis, no será respetado y se volverá un obstáculo para la solución".

En contexto

Dilma Rousseff está suspendida de su cargo desde el 12 de mayo por la Cámara Alta brasileña mientras se estudian supuestas irregularidades en el manejo de los presupuestos, por contratar créditos para el Gobierno con la banca pública y emitir decretos que alteraban los gastos sin la debida venia del Congreso.

En mayo, el Senado de Brasil votó a favor del juicio político en su contra, por lo que fue separada de la presidencia por un período de 180 días.


No hay comentarios:

Publicar un comentario