jueves, 18 de agosto de 2016

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 19 DE AGOSTO DE 2016


Una nueva información referida a la Corte Suprema de Justicia de El Salvador da la nota esta semana, cuando tras una decisión unánime de la corte plena, se ha rechazado de nuevo la extradición a España de los militares acusados por el asesinato de los sacerdotes jesuitas y sus dos acompañantes, madre e hija, el 16 de noviembre de 1989, en los predios de la Universidad Centro Americana, UCA.

El caso específico se refiere a la solicitud del país Ibérico para llevar a los tribunales de aquel país a varios militares implicados en el asesinato de cinco de los sacerdotes jesuitas de dicha nacionalidad. Al momento de darse a conocer la información, los magistrados aún no habían presentado el documento en el que detallarían las razones por las que han tomado la decisión.

En total son 17 militares salvadoreños los que están acusados en la Audiencia Nacional de España, la mayoría como autores intelectuales, por la masacre que ejecutaron en medio del fragor de la ofensiva guerrillera que mantenía acosado al régimen y al ejército de la fecha.

Varios de esos militares fueron enjuiciados y condenados en El Salvador en octubre de 1991; pero muy pronto fueron beneficiados por la amnistía decretada por el parlamento salvadoreño el 23 de marzo de 1993; y que recién la semana pasada ha sido derogada por la sala de lo Constitucional de la Corte, ocasionándose un vacío respecto a las condenas, que para algunos debieran reactivarse.

La falta de claridad y certeza de las resoluciones han vuelto a crispar el ambiente social y político de este país centroamericano, entre insatisfacciones y complacencias a medias, pues aún no se clarifica el futuro de los acusados; 4 que están detenidos, y el resto que son prófugos de la justicia.

Por su lado, la Compañía de Jesús, a la que pertenecían los religiosos asesinados, ha expresado que la Corte Suprema está favoreciendo a los vinculados en la masacre de los jesuitas; tal como lo afirmó el sacerdote José María Tojeira, quien en esa época era el provincial de la congregación, y actualmente es el director del Instituto de Derechos Humanos de dicha universidad, con sus siglas IDHUCA.

Además, ha insistido que los victimarios deben pedir perdón e iniciar un diálogo sincero con los familiares de los afectados. De igual manera, ha asegurado que los magistrados han dado un trato desigual a los involucrados, priorizando al coronel Guillermo Alfredo Benavides Moreno, uno de los actores intelectuales de la masacre, considerada como un crimen de lesa humanidad.

Lo destaca pues hay cuatro personas detenidas, y han abordado primero el caso de Benavides, por su grado de coronel; mientras, los soldados tendrían que esperar unos días más para saber sobre su futuro.

Resaltó también la poca seriedad de la Corte Suprema, pues primero toma una decisión y es hasta después que busca los fundamentos para justificar esa decisión, respecto al caso de Benavides.

Para este jueves se esperaba se decidiera el futuro legal de los soldados capturados, quienes son Antonio Ramiro Ávalos, Ángel Pérez Vásquez y Tomás Zarpate Castillo. El resto, la mayoría altos mandos del estado mayor, huyen de la justicia, bajo alerta roja de la Interpol.

Por último, Tojeira ha asegurado que el país se debe enfocar en reparar el daño a las víctimas, y solicitó que los victimarios pidan perdón por los hechos, generando un diálogo entre las partes.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario