viernes, 16 de septiembre de 2016

Entrega la Feu el Premio Alma Máter a la prima ballerina assolutta Alicia Alonso

Editado por Julio Pérez

Alicia Alonso interpretando el Lago de los Cisnes. Foto Archivo

La Habana, 16 Septiembre (RHC) El Premio Alma Máter, máxima distinción que otorga la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), le fue concedido a la prima ballerina assolutta Alicia Alonso, en un acto cultural que se desarrolló en la Plaza Ignacio Agramonte de la Universidad de La Habana.

 En presencia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC) y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, la organización estudiantil decidió homenajear a la destacada artista, en ocasión del aniversario 60 del hecho conocido como función de desagravio, refiere la Acn.

 Con una gala, protagonizada por el Ballet Nacional de Cuba (BNC)  y algunas de sus primeras figuras, se recordaron aquellos días de 1956, marcados por los constantes enfrentamientos entre Alicia y Fernando Alonso con los funcionarios que representaban al régimen batistiano.

 Una vez más el recinto universitario abre sus puertas al BNC, lo que nos permite sentir la emoción del reencuentro con una historia que ha trascendido las épocas y las personas, porque tiene sus bases en valores culturales y patrióticos imperecederos, expresó Alicia en el catálogo de mano de la velada artística.

 En esta ocasión celebramos juntos uno de los grandes hitos de esa historia: los sesenta años de aquel acto de homenaje, lleno de amor y de valentía, que los jóvenes universitarios supieron hacernos guardar entre los más bellos recuerdos de la vida, señala el documento.

 Durante la noche estudiantes y público asistente presenciaron fragmentos del ballet Las Sílfides, así como también las obras Percusión para seis hombres y la Suit de Don Quijote, piezas representadas por figuras como Annete Delgado, Sadaise Arencibia, Dani Hernández, Víctor Estévez y Viengsay Valdés.

 A la gala asistieron además Olga Lidia Tapia, miembro del secretariado del Comité Central del PCC;  Abel Prieto, Ministro de Cultura; Miguel Barnet, Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, y dirigentes de la FEU,  la Unión de Jóvenes Comunistas y de la Educación Superior.

 En 1956 el BNC, acompañado por la FEU, ofreció una histórica función en contra de la tiranía batistiana en el entonces Stadium Universitario de La Habana, hecho conocido como función de desagravio.

Jenniffer Bello Martínez, presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria, puso la distinción en manos de la fundadora y directora de la compañía artística, quien agradeció los aplausos y el homenaje. Foto: Raúl Pupo. Juventud Rebelde.


No hay comentarios:

Publicar un comentario