domingo, 25 de septiembre de 2016

Para una nueva dinámica de las relaciones

La primera visita a Cuba de un Primer Ministro chino deja un saldo de importantes acuerdos que confirman la solidez de una relación de 56 años

En la primera jornada de su visita oficial fueron firmados varios instrumentos jurídicos entre ambos países. Autor: Estudios Revolución

Juventud Rebelde  Nyliam Vázquez García
nyliam@juventudrebelde.cu
25 de Septiembre del 2016 0:39:02 CDT

Para reafirmar y profundizar la amistad eterna, como ya la había calificado el primer ministro chino, Li Keqiang, a pocas horas de su llegada a Cuba, en la primera jornada de su visita oficial fueron firmados varios instrumentos jurídicos entre ambos países.

Li Keqiang y el Presidente cubano Raúl Castro presidieron el acto oficial de firmas en el Palacio de la Revolución, luego de sus conversaciones oficiales.

Los documentos recorren una amplia gama de sectores, en algunos casos se trata de memorandos de entendimiento, en otros canje de notas, acuerdos de créditos, condonación de adeudos, cooperación científico-técnica y acuerdos para la protección del medio ambiente. Todos y cada uno buscan avanzar en una senda de cooperación que, a la altura de 2016, confirma al Gigante Asiático como el segundo socio comercial de Cuba.

Uno de los tres primeros acuerdos fue el otorgamiento de una línea de crédito concesional para la ejecución del proyecto de modernización de la producción de la prensa y otros materiales gráficos. Otro adelanta la actualización de la agenda bilateral y dos Canjes de Notas rubricados oficializaron la ejecución de los donativos para la adquisición de equipos para la modernización tecnológica de la Aduana y de materias primas para producir paneles solares.

Se rubricaron instrumentos para la cooperación en materia de capacidades productivas, inversiones y protección frente al cambio climático; asimismo, un memorando de entendimiento para la cooperación en el sector informático.

Otro de los materiales firmados por autoridades de ambas partes fue un Acuerdo marco estratégico de cooperación entre el Gobierno de la ciudad de Chengdu y la empresa cubana BioCubaFarma con el objetivo de la creación de un proyecto de mapeo cerebral.

También hubo tres acuerdos dirigidos al otorgamiento de facilidades financieras para ejecutar un parque eólico y la creación de una bioeléctrica adscrita al Central Azucarero Héctor Rodríguez. Otra bioeléctrica será adscrita al central azucarero Ciro Redondo, a partir de un Acuerdo marco de cooperación asociado a ese proyecto.

El Premier chino y nuestro Presidente acompañaban a las autoridades de las instituciones, tanto cubanas como chinas, mientras estampaban sus firmas.

Otros fueron el Acuerdo marco de cooperación en materia de seguro bancario para la cobertura a mediano y largo plazos y un Memorando de entendimiento para emprender de conjunto la propuesta de un Plan de desarrollo industrial de Cuba, también a mediano y largo plazos.

Asimismo, otros instrumentos fueron firmados entre la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena de China y los ministerios cubanos de la Industria Alimentaria, la Agricultura y la Salud Pública, así como la Aduana.

Con anterioridad a esta ceremonia, el Presidente cubano recibió con honores, oficialmente, al dirigente chino. Cuando el teniente coronel Peraza López aseguró con toda marcialidad que la guardia estaba formada, los líderes avanzaron. Li Keqiang se inclinó ante las banderas, en una profunda reverencia, y Raúl sostuvo la mirada de cada uno de los jóvenes que representan en armas las fuerzas de aire, mar y tierra de la nación.

Luego de llegar al aeropuerto José Martí, donde lo esperaba el Primer Vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel, la primera actividad protocolar fue la colocación de la ofrenda floral ante el Monumento a José Martí. También en ese instante, acompañado por Díaz-Canel, Li Keqiang acomodó las cintas escritas en mandarín para el Apóstol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario