jueves, 15 de septiembre de 2016

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 16 DE SEPTIEMBRE DE 2016


Luego de unas dos semanas de denuncias y llamados de atención de parte de sectores políticos y sociales salvadoreños, que conocieron de un informe del Ministerio de Hacienda, sobre la posible evasión fiscal de empresas en las que estaría involucrado uno de los cuatro magistrados de la sala de lo constitucional, de la Corte Suprema de Justicia; exigiendo a la fiscalía que actuara al respecto, de la misma manera como lo hace con otros casos,  el fiscal General, Douglas Meléndez, ha confirmado que existe una investigación contra el magistrado, Belarmino Jaime, por presunta evasión fiscal.

El posible delito de evasión que investiga la fiscalía, es cercano a los 6 millones de dólares; y está dirigida hacia empresas vinculadas entre sí, y en las que aparece involucrado Jaime, al igual que su hijo.

El fiscal Meléndez ha indicado que existen dos procesos, uno contra el Grupo Centroamericano de Comunicaciones por evasión de 2,7 millones de dólares, y otra, contra IP Holdings, por 3,1 millones.

Además de este proceso, la Fiscalía General de la República dice que trabaja en otros ciento sesenta casos de presunta corrupción que deben investigarse, y que fueron presentados por el gobierno años atrás, pero de los que aún no se han mostrado indicios, realizado allanamientos, ni presentado pruebas ante algún tribunal por el momento.

En otra noticia vinculada con el mismo tema, esta semana también se ha conocido que la Cámara Primera de lo Penal de San Salvador, ha ordenado la libertad al exfiscal General de la República, Luis Martínez, quien guardaba prisión provisional desde el pasado 30 de agosto, por el presunto delito de divulgación de material reservado.

Se trata del llamado “caso del padre Toño”, al revelarse información de conversaciones de carácter personal del sacerdote Antonio Rodríguez Tercero, y las cuales no tenían ninguna relación con las investigaciones que se realizaban en ese momento, porque eran ajenas a cualquier delito investigado.

También se conoció que se habrá de realizar una nueva audiencia, debido a que el Juzgado Primero de Paz no logró fundamentar bien su resolución, tal como a criterio de dicha Cámara, el tribunal no explicó cómo el exfiscal habría participado en el delito del que se le acusa.

Luego de una desenfrenada consecución de acontecimientos nada o poco frecuentes en este país centroamericano, como son las captura de prominentes funcionarios, especialmente el ex fiscal general, así como empresarios, familiares y sus abogados; hechos precedidos por mediáticas exhibiciones sobre allanamientos e interioridades de los domicilios de un expresidente del país, y el de sus allegados cercanos; esta última información no ha provocado mayor estruendo ni reacciones, tanto en las opiniones de los entendidos de la materia, así como en la población en general.

La indiferencia o reducción en los decibeles de proyección mediática han sido manifiestos para estos casos que hicieron conmocionar la opinión pública; quién sabe si por el desgaste o el subsecuente desconcierto, o porque otro atractivo noticioso o de mercadotecnia ha desviado la atención de las llamadas mayorías, mientras la realidad de violencia, inseguridad, y noticias sombrías de la situación fiscal del país que aún no se resuelven.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario