martes, 11 de octubre de 2016

USA-elecciones: ¿Qué entorpece el “Jaque Mate” a Trump?

Por  Nicanor León Cotayo 

Cubasí  -  La Habana,  Martes, 11 Octubre 2016 05:45

Sus debates presidenciales han corroborado que esos espectáculos resultan ajenos a las verdaderas necesidades de su inmensa mayoría.

El llevado a cabo este domingo tuvo lugar en la Universidad Washington, con sede en St. Louis, estado de Missouri.

Allí las intervenciones dieron prioridad a expresiones groseramente anti-femeninas del candidato presidencial republicano, Donald Trump.

Estas fueron difundidas resumidamente en una entrevista que el multimillonario concedió a The Washington Post en 2005.

Como para aliviar ese incómodo asunto también se habló sobre aventuras amorosas de Bill Clinton cuando era presidente, sobre todo la relacionada con Monica Lewinsky.

Pero también con otras dos mujeres (presentes en el debate) en ocasión de actuar como candidato a gobernador de Arkansas y jefe de la Casa Blanca.

En otro momento del domingo, Hillary planteó que sería la mejor mandataria porque trataría de que fuesen una sociedad incluyente, y no como Trump que excluiría a millones de musulmanes e hispanos.

La discusión subió de tono al prometer este último que, si gana los comicios, le abriría una investigación por irregularidades en el uso de sus correos electrónicos.

El polémico encuentro tuvo lugar cuando los sondeos dan una “escasa ventaja a Hillary sobre Trump, luego del revés por su actuación en el primer debate y ahora por sus diatribas anti-femeninas que años atrás publicó  The Washington Post.

La tensión prevaleciente se hizo más clara en el debate de St. Louis, a diferencia de lo sucedido en el anterior, debido a que sus contendientes no se estrecharon las manos.

Quien moderó la actividad, Anderson Cooper, de la CNN, preguntó a Trump sobre la grabación y este le respondió que, aun cuando se siente arrepentido de lo dicho, “en realidad no era relevante”.

“Entonces, ¿usted no tocó o besó a estas mujeres sin su consentimiento”? preguntó Cooper.

“No, no lo hice”, contestó Trump, a lo que un poco después agregó: lo que hizo Bill Clinton fue peor.

“Si tu ves a Bill Clinton, fue mucho peor, lo mío fueron palabras, lo de él fue acción”, apuntó.

Este lunes, MiamiDiario comentó que “una avalancha de republicanos” echó atrás su apoyo a Trump luego de publicado el video del 2005.

Aparentemente se han ido tornando muy difíciles las perspectivas para el multimillonario de Nueva York.

Sin embargo, no es posible olvidar que esto sucede en los Estados Unidos, por lo tanto, aún nadie puede asegurar que el multimillonario está acabado.

Un ejemplo muy significativo,  el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan,  declaró que “ya no defenderá a Trump”, aunque tampoco hará campaña en su contra.

En una conferencia telefónica con legisladores republicanos,  Ryan  dijo que enfocará sus energías a  sostener la mayoría republicana en el Congreso.

 Pero, no llegó al extremo de retirarle su apoyo al magnate neoyorquino.

El sitio digital recuerda que esa conferencia se llevó a cabo un día después del “debate salvaje” entre los dos candidatos presidenciales.

Paul Ryan, quien tiene nexos difíciles con Trump, le retiró la invitación para que tomara parte en un acto de campaña en Wisconsin, el estado natal del congresista.

No fue lo más grave, al mismo tiempo distribuyó un comunicado en el que dijo estar "asqueado" por los comentarios del candidato en el video.

Pero, alertan observadores, no puede romper con él y poner en riesgo sublevar a la base electoral que lo apoya, comprometiendo así las carreras de legisladores republicanos.
He ahí, cómo funciona la política en Estados Unidos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario