miércoles, 21 de diciembre de 2016

Cuba defiende cooperación internacional sin condicionamientos


La Habana, 21 dic (PL) Cuba defiende una cooperación internacional sin condicionamientos económicos, políticos o sociales que impliquen injerencia en los asuntos internos o menoscabo a la soberanía.

Tales principios son válidos tanto para la colaboración recibida por Cuba como para la que hemos brindado a más de 180 países y donde han participado más de un millón de cubanos, precisa Magalys Estrada, directora general de Colaboración Económica del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex) de la isla, referida hoy por el periódico Granma.

La cooperación internacional es un complemento al esfuerzo que realiza el Estado en pos del desarrollo del país, expresa Estrada, al tiempo que enfatiza que la recibida por la nación caribeña constituye, ante todo, una muestra genuina de solidaridad.

Señala que el lineamiento 85 del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba explicita la necesidad de promover la cooperación económica que llega desde el exterior en correspondencia con las prioridades establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo hasta el 2030, así como potenciar la vía multilateral, en especial con instituciones del Sistema de Naciones Unidas.

Apunta que entre las diversas fuentes de esa cooperación foránea figuran gobiernos centrales como Japón, Francia, China y España, cuya ayuda se canaliza mediante sus agencias especializadas.

De igual forma, resaltan algunos gobiernos locales (regiones, provincias y municipios, fundamentalmente de España), Movimientos de Amistad y Solidaridad con Cuba, organismos internacionales, Organizaciones No Gubernamentales, así como entidades públicas, privadas y personas naturales.

La funcionaria detalla que en los últimos seis años, la mayor de las Antillas ejecutó un promedio anual de 130 millones de dólares.

'En el 2016 se estima una ejecución de 180 millones de dólares en más de 350 proyectos de colaboración y 36 millones de donaciones puntuales, entre los cuales se incluye parte de la ayuda recibida ante el paso del huracán Matthew', puntualiza.

De acuerdo con la directiva, más del 90 por ciento del financiamiento que se recibe está dirigido a garantizar servicios básicos de la población, en sectores estratégicos como el agroalimentario, agua y saneamiento, medio ambiente, salud y educación.

Considera de gran importancia la ayuda de emergencia ante desastres naturales, similar a la recibida luego del azote de Matthew en varios municipios del oriente cubano.

En tal sentido, se refirió a la respuesta inmediata y precisa de la República Bolivariana de Venezuela, al enviar camiones, equipos y maquinaria para la construcción, transformadores eléctricos, tanques metálicos, entre otros.

También resaltó la movilización de recursos de los organismos del Sistema de las Naciones Unidas como el Programa Mundial de Alimentos, el Fondo para la Infancia, el Programa para el Desarrollo y el Fondo de Población, unido a la ayuda proveniente de Japón y de otros gobiernos, empresas y organizaciones internacionales.

Estrada subraya que durante todas las acciones de cooperación, 'la parte cubana garantiza la transparencia y trazabilidad de las actividades, el cumplimiento de los compromisos asumidos, mien­tras dure el proyecto, en términos de capital humano, material y financiero'.

Remarca que los recursos de la colaboración económica destinados a los proyectos están en función, únicamente, de cumplimentar los objetivos para los cuales fueron aprobados.

Más allá de la existencia de varias normativas referidas a este tema, dentro de las tareas fundamentales del 2017 sobresale la de culminar la implementación del marco legal y regulatorio para la cooperación económica y científico-técnica que Cuba recibe y ofrece, en aras de hacer más eficiente el empleo de los recursos, enfatiza.

mem/mfb


No hay comentarios:

Publicar un comentario