jueves, 8 de diciembre de 2016

Presidente sirio califica de fracaso proyecto externo contra el país

Damasco, 8 dic (PL) El presidente Bashar al Assad afirmó que el fracaso de Occidente en la batalla de Alepo significa el colapso del proyecto externo trazado contra Siria, en declaraciones divulgadas hoy por el diario nacional Al Watan.

'En ningún momento se pensó dejar una zona en Siria sin liberarla', precisó, y añadió que 'la evolución del proceso de operaciones militares en el último año es la que llevó a los recientes resultados exitosos.'

Al Assad valoró que la liberación de la zona oriental de Alepo significa una enorme pérdida para los terroristas y los Estados que les apoyan porque 'el triunfo militar en Damasco o Alepo es un logro político y militar significativo ya que esas dos ciudades son las más importantes, política y económicamente.'

Los estadounidenses persisten en pedir una tregua porque sus agentes terroristas están en una situación muy difícil y es por eso que escuchamos los gritos, los lamentos y los llamamientos de Occidente para anunciar una tregua, subrayó.

El Presidente precisó que los países occidentales y de la región dependen de Turquía en la implementación de su proyecto subversivo y destructivo en Siria, pero 'la guerra contra el terrorismo no es una guerra de Siria, sino de Rusia y del mundo en general'

En la entrevista, Al Assad indicó: 'queremos fortalecer las relaciones con Rusia y les invitamos antes y después de la crisis, a invertir en Siria, y ellos no tratan de aprovechar la guerra, ya que invertir en Siria es desde el principio, una parte esencial de las políticas de Rusia.'

'Siria quiere establecer relaciones con todos los países del mundo, incluyendo a Occidente, a pesar de que conoce de antemano su hipocresía' y que siempre ha sido parcial en sus relaciones con nuestro país, acotó el mandatario.

En cuanto a las relaciones con Egipto, Al Assad señaló que 'han comenzado a mejorar y aún están en fase de recuperación', y citó en ese sentido la visita del Comandante de Seguridad Nacional de Siria, general Ali Mamlouk, a El Cairo y las recientes declaraciones de los funcionarios egipcios, lo cual constituye un indicador positivo pero limitado a ese tema.

Sobre los asuntos con Turquía, subrayó: espero que las personas conscientes en esa nación convenzan al presidente Recep Tayyib Erdogan para que 'deje sus locuras respecto al tema sirio, y así se pueda evitar un enfrentamiento.'

Acerca de las conversaciones de paz en Suiza, dijo que la Declaración de Ginebra es 'un medio para que los terroristas logren lo que no pudieron lograr en el campo de batalla' y destacó que ese proceso nació muerto desde el principio porque no es un encuentro intersirio y tampoco está basado en la lucha contra el terrorismo.

Al referirse al tema de la reconciliación nacional, expresó que es una solución real y práctica, con cuestiones negativas y otras positivas, pero es la única disponible en paralelo con la ofensiva militar contra los terroristas y ha demostrado su eficacia durante los últimos dos o tres años.

Al Assad explicó que la estructura de la sociedad siria se ha vuelto más clara porque las cosas se hicieron evidentes y ahora se distingue entre la intolerancia y la religión, y entre el sectarismo y la religiosidad, y ya se sabe que el principal objetivo consiste en que todos se acepten unos a los otros y respeten las diferencias porque 'esa es la única manera de la existencia de la nación.'

lam/pgh


No hay comentarios:

Publicar un comentario